Niño Becerra: 'A Grecia se la metió en el euro cuando no debió haber entrado para hacer negocio con ella'

El economista exige abordar de una vez el problema de que 'Grecia no puede pagar'

  • 'El problema de Grecia es que detrás de su economía no hay casi nada; pero nada de nada'
  • 'Mandar lo que se dice mandar, mandan Los Mercados que son los que votan cada día'
Bolsamanía
Bolsamania | 30 jun, 2015 11:01 - Actualizado: 23:05
Santiago Niño Becerra, nino becerra, becerra, economista

Santiago Niño Becerra se ha mostrado este martes muy crítico con Europa por el tratamiento que está dando a Grecia. El economista asegura que “a Grecia se la metió en el euro cuando no debió haber entrado […] para hacer negocio con ella”, y denuncia que no se está abordando el problema principal, que no es otro que el hecho de que el país heleno “no puede pagar” la deuda que mantiene con sus acreedores.

"Lo único cierto es que Grecia no puede pagar lo que debe, casi nada"

En su artículo 'Grecia: penúltimo acto' en La Carta de la Bolsa, el catedrático de Estructura Económica de la Universidad Ramon Llull afirma que “hemos hablado ya tantas veces de Grecia que el tema parece caducado”, pero hay que volver a hacerlo para entender de una vez cuál es el problema.

Lea también: Grecia al filo del abismo: referéndum el 5 de julio y corralito bancario

A Grecia puede amenazársele con la condenación eterna, pero lo único cierto es que no puede pagar lo que debe, casi nada; y tampoco puede pagar todos los intereses que esa deuda genera; y no, no es porque no crezca, sino porque su economía -agricultura, navieras, turismo- no es capaz de generar lo que sería suficiente para pagar su deuda, ni a nivel público ni privado; y porque la economía sumergida y el fraude fiscal es epidémico, pero porque el valor añadido que genera es tan reducido que muchísimas de las subactividades que conforman su economía no serían posibles en la economía blanca”.

Lea también: Stiglitz acusa a los acreedores: 'Tienen responsabilidad penal' de lo que sucede en Grecia

Así comienza Niño Becerra su artículo de este martes, un párrafo que resume en dos breves frases: “Grecia no puede pagar casi nada” y “su deuda está totalmente desconectada de la capacidad de generación de PIB de su economía”.

Dice a que Grecia se la metió en el euro y se le dejó endeudarse tanto "para hacer negocio con ella"

El economista se pregunta “por qué se le concedió una capacidad de endeudamiento tan monstruosa y desconectada de su realidad”, y se responde a sí mismo: “para hacer negocio con ella”. “Pasó lo mismo que con tantas familias españolas a quienes se les dio crédito para el piso, el Cayenne, el viaje e las Maldivas y el plasma de 70 in., sólo que en Grecia a nivel de país”, explica.

Lea también: Alexis Tsipras abre la puerta a su salida del Gobierno si triunfa el No en el referéndum del domingo

Y remarca que eso pasó porque “a Grecia se la metió en el euro como se la metió cuando no debió haber entrado de la manera que entró porque su economía se hallaba a años luz de la de Austria, por ejemplo, lo que supuso que el riesgo-país de Grecia se igualase al de Austria”. Una decisión que se adoptó “para hacer negocio con ella”, insiste Niño Becerra.

“Si el riesgo-país de Grecia era igual que el de Austria, era tan confiable meter dinero en Grecia como en Austria. Y luego… bueno, ya se vería: como los bancos no pueden quebrar…”, critica el economista, que arremete también contra los que se dejaron engañar por los buenos datos que presentaba el país heleno.

Se refiere a “toda esa cadena de falsificaciones desde finales de los 90 con datos amañados con los que consiguió engañar a todo el mundo porque los estadísticos griegos son listísimos y los del resto del mundo subnormales; datos amañados con los que Grecia consiguió transmitir una imagen de confianza”.

Lea también: ¿Será el referéndum de Grecia la nueva 'crisis de Sarajevo' de la Unión Europea?, la duda de The Guardian

Ante esto, el catedrático afirma que “el problema de Grecia es que detrás de su economía no hay casi nada; pero nada de nada”, por lo que ahora toca o arrojar a Grecia "a las tinieblas exteriores” aislándola así del resto del mundo “como si fuese una apestada, impidiendo que se produzca un éxodo masivo de ciudadanos griegos miserizados que tratarán de emigrar a la Europa rica” o se aborda “de una puta vez el problema: que Grecia no puede pagar y que es capaz de generar el PIB que es capaz de generar”.

Hay que abordar el problema: que Grecia no puede pagar y que es capaz de generar el PIB que es capaz de generar.

Lo que pasa, dice, es que "asumir eso tiene un problema: cuando la deuda griega la tenían bancos, el problema ‘era’ de los bancos; ahora que la tienen los Estados, el problema es de las ciudadanías". Y vería "interesante" ver a Mariano Rajoy explicar "por la tele y en prime time que la ‘reestructuración’ -la quita del 90%, por ejemplo- de la deuda griega le va a costar 30.000 millones de euros a España".

Y, concluye, "en el fondo, fondo pasa otra cosa: que en los países democráticos a los Gobiernos los eligen las ciudadanías cada cuatro años, pero mandar lo que se dice mandar, mandan Los Mercados que son los que votan cada día".

Lea además:

Las cuatro razones por las que las bolsas mundiales caen menos de lo esperado a causa de Grecia

¿Será el referéndum de Grecia la nueva 'crisis de Sarajevo' de la Unión Europea?, la duda de The Guardian

Krugman sobre el referéndum en Grecia: 'Yo claramente votaría que no'

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión