• 3,69€
  • -2,07%
Análisis Técnico
VARIOS ANALISTAS. Telefónica, finalmente, se ha hecho fuerte en Telco y, a partir del próximo 1 de enero, podrá alcanzar una participación máxima en el capital con derecho a voto en el holding que controla Telecom Italia del 64,9%, frente al 46,2% actual. A primera vista, los analistas de Bankinter consideran que la operación “parece positiva”, ya que permite a la operadora española “mantener su influencia en TIM Brasil mediante un intercambio de acciones, por lo que no incrementa sustancialmente su endeudamiento”.

Así, estos expertos recuerdan que la teleco capitaneada por César Alierta esa “interesada en mantener su participación en el grupo transalpino para tener influencia directa en una compañía que es competidora directa de Telefónica Brasil a través de TIM Brasil”. De hecho, añaden, la multinacional española “daría el visto bueno a una venta de TIM Brasil, de forma que su negocio se repartiera entre la propia Telefónica, América Móvil y el grupo brasileño Oi”. Con todo, la firma reitera su consejo de neutral para el valor, con precio objetivo en los 15,5 euros y valora el impacto de la noticia como “positivo”.

Por su parte, desde Ahorro Corporación Financiera (ACF) resumen la operación implementada por Telefónica y sus socios en dos fases: en primer lugar, la española suscribe un aumento de capital en Telco de 323,77 millones de euros recibiendo a cambio acciones sin derecho a voto; posteriormente, suscribe otra por importe de 117,2 millones de euros, y también recibe títulos sin derecho a voto, alcanzando una participación económica del 70% y manteniendo el 46,18% actual con derecho a voto. En segundo lugar, tras dichas operaciones, la teleco de Alierta convertirá todas o parte de estas acciones alcanzando una participación máxima del 64,9% en el capital con derecho a voto del holding.

En opinión de esta firma, “la operación sin duda resuelve la situación de inestabilidad accionarial en Telco (la participación del resto de accionistas financieros, Generali, Mediobanca e Intesa, se reduce por debajo del 30%), si bien, a expensas de un desembolso de 440 millones por parte de Telefónica”. En este sentido, Andrés Bolumburu, analista de Banco Sabadell, destaca que la operadora española “ha conseguido ganarse los apoyos en Telco y ganar tiempo para mejorar la delicada situación de la italiana”. Y es que, cabe recordar, que el capital que obtenga de las ampliaciones irá destinado a reducir su deuda bancaria y a la amortización parcial de sus bonos.

Mientras, Andrea Giuricin, analista de Bicocca University, subraya, en declaraciones a Bloomberg, que se trata “de la primera vez en la que una ex empresa estatal, con carácter estratégico, cae en manos de una compañía extranjera (…) Telecom Italia era demasiado débil para continuar sola”, concluye. Al mismo tiempo, Roberto Lottici, gestor de fondos, declara a Reuters que estamos “ante la misma vieja historia de siempre: Es bueno para la corporación italiana, ya que se fortalece, y también para sus inversores transalpinos en Telco. Pero este tipo de grandes acuerdos siempre pesan sobre los pequeños inversores”.

MÁS ALLÁ DE ITALIA Y E-PLUS... CREDIT SUISSE VE “LA LUZ AL FINAL DEL TUNEL”

Sin variar su recomendación (neutral), ni su precio objetivo (12 euros), los analistas de Credit Suisse actualizaban ayer sus previsiones de Telefónica “tras las cifras del segundo trimestre y las recientes noticias del sector”. Así, la firma destacaba que, por primera vez desde enero de 2010, “nuestras estimaciones están en línea con las del consenso” (espera unos ingresos anuales de 57.002 millones para 2013 y un OIBDA de 19.425 millones). Es más, el bróker suizo observa “los primeros signos de un cambio de rumbo en el mometum operativo del grupo en España de cara a los próximos 12 meses”.

Explicaban estos expertos que, “en primer lugar, los recientes cambios en las tarifas de Movistar son relativamente modestos si los comparamos con el mismo periodo de 2011 y 2012, lo que sugiere un ligero descenso en la erosión de los ingresos por clientes. En segundo lugar, los recientes comentarios hechos por el comisario de competencia, Joaquín Almunia, sobre el acuerdo de Telefónica y E-Plus, apuntan a que la integración se aprobará bajo unas condiciones relativamente 'light'. Asimismo, consideramos que la teleco española será capaz de aprovechar la consolidación en el mercado móvil de Brasil haciéndose con el control de Telecom Italia. Finalmente, no podemos olvidar que sus títulos cotizan con un leve descuento respecto a sus comparables europeos, a pesar de su gran exposición a Latinoamérica”.

Así las cosas, Credit Suisse concluía: “Las tendencias operativas de su mercado doméstico continuarán sufriendo el impacto del cambio de los consumidores a planes más baratos, y el acuerdo en Alemania requiere tiempo para ser cerrado. Pero las perspectivas a largo plazo para Telefónica comienzan a mejorar”. Estos analistas consideran que los próximos catalizadores para el valor serán los resultados del tercer trimestre (8 de noviembre) y la decisión de la Comisión Europea (CE) sobre E-Plus en el primer semestre de 2014.
contador