Varios puntos de carga para vehículos eléctricos ya son gratuitos por el coronavirus

  • Tres operadoras ofrecerán sus servicios de recarga sin coste mientras dure el estado de alarma
punto carga

La crisis del coronavirus está causando numerosos trastornos en el sector de la movilidad, y los trabajadores que hacen uso en su día a día de vehículos eléctricos son algunos de los afectados. El cierre de hoteles y otros establecimientos con servicio de ‘electrolinera’ ha limitado el uso de este tipo de transporte, por lo que algunos operadores privados de puntos de carga han decidido ofrecer sus servicios de manera gratuita mientras se mantenga la situación actual.

Por el momento ya son tres –Easycharger, GIC y Cargacoches- las compañías españolas que se han sumado a esta iniciativa solidaria con el objetivo de minimizar los estragos para aquellos profesionales que requieren de su vehículo eléctrico para llevar a cabo su labor.

Concretamente, estos servicios estarán disponibles para los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, taxistas, VTC, repartidores, personal sanitario y todos aquellos conductores que estén colaborando de diversas maneras con sus vehículos eléctricos durante la crisis sanitaria.

El procedimiento para acceder al servicio de GIC es el más sencillo, ya que bastará con adjuntar el nombre y número de tarjeta fiscal o virtual del profesional. Por su parte, si se desea hacer uso de un punto de carga Easycharge habrá que indicar el puesto de trabajo, el vehículo utilizado y la ‘electrolinera’ desde la que se llevará a cabo la recarga. El proceso para obtener la promoción de Cargacoches es similar: se deberá enviar el nombre del profesional, un teléfono de contacto, el vehículo y el motivo de los desplazamientos realizados. Una vez las operadoras verifiquen los datos enviados se procederá a la activación del servicio sin coste alguno.

contador