Verizon compra AOL (Huffpo, Techcrunch…) para usarlo de ariete contra Google

Verizon compra AOL (Huffpo, Techcrunch…) para usarlo de ariete contra Google

Tú me atacas, yo te ataco. Verizon, la mayor operadora de telecomunicaciones de EEUU, compra AOL (America Online), propietaria de medios digitales como Techcrunch, The Huffington Post o Engadget, además de diversas plataforma de publicidad digital programática (RTB) y de vídeo. El importe de la operación asciende a 4.400 millones de dólares, a razón de 50 dólares por acción y con una prima del 17% sobre el cierre de AOL en bolsa el lunes.

AOL no es dinero para Verizon, un gigante de 200.000 millones de dólares de valor bursátil, más de 12.000 millones anuales de beneficios y cerca de 130.000 millones de facturación. Con una cifra muy similar (130.000), el grupo protagonizó en 2013 la tercera mayor operación corporativa de la historia con la recompra del 45% que tenía Vodafone en Verizon Wireless, su filial móvil conjunta en EEUU.

Ahora firma una adquisición 30 veces menor, pero quizá con un mayor impacto mediático. Digerida aquella operación, Verizon da el salto al mercado de los contenidos y la publicidad digital, que mueve anualmente más de 600.000 millones de dólares en todo el mundo.

Se trata de la primera gran respuesta al reciente anuncio de Google (Project Fi) de ofrecer telefonía móvil en EEUU este verano en alianza con T-Mobile y Sprint (filial de la japonesa Softbank). La tecnológica también ofrece fibra óptica de nueva generación a través de su filial Google Fiber.

Verizon quiere devolver el golpe donde más le duele. Más del 90% de los ingresos del buscador (60.000 millones anuales) proceden todavía de la publicidad y su afrenta a las ‘telefónicas’ no podía quedarse sin respuesta.

AOL, ariete sobre Google

AOL, símbolo de la burbuja puntocom de 2000, es un espejismo de la compañía que en 2000 se fusionó con Time Warner (valorada entonces en 180.000 millones). Por entonces era uno de los mayores proveedores de acceso a Internet, el servicio de correo electrónico más usado y propietaria del navegador Nestcape.

Tras el pinchazo de la burbuja y el fracaso de la fusión, Time Warner consiguió quitársela de encima en 2009 con una OPV en Wall Street. Desde entonces, y bajo la dirección de su consejero delegado, Tim Amstrong, ha encontrado su hueco entre los medios digitales, aunque para ello no ha dejado comprar otras compañías. Incluso, ha cortejado a rivales más grandes como Yahoo para ser adquirida.

Hoy AOL posee cabeceras como The Huffinton Post (adquirida en 2011 por 300 millones) o Techcrunch (comprada en 2010 por 40 millones). A golpe de adquisición ha convertido a la compañía en un conglomerado de medios rentable y plataforma de publicidad digital propia (Adaptv) que compite con Google en vídeo. El grupo factura 2.500 millones anuales y tiene un beneficio de 120 millones, según sus cuentas de 2014.

Es aquí donde Verizon busca dar un golpe de mano al buscador, con una posición dominante en este negocio en todo el mundo. La teleco quiere afrontar también su particular transformación digital como están haciendo otras operadoras como la española Telefónica (que ha comprado participaciones en Indra, Prisa o Digital+) o la japonesa Softbank (dueña de Sprint, socio de referencia de Alibaba y de los desarrolladores de videojuegos Supercell y Gunho).

BBVA, serio con el 'crowdlending': Prosper levanta el vuelo con $160 millones de la gran banca
El monstruo de las 'startups': Uber y el castillo inversor de los $50.000 millones