Blackberry libera su app de mensajería BBM para asaltar Android e iOS

| Por
(Hemerotek)


Blackberry (RIM) estudia escindir como filial independiente su negocio de mensajería Blackberry Messenger (BBM), una de las herramientas que le mantienen unido a más de 70 millones de usuarios en todo el mundo. No son pocos, pero hasta ahora la app estaba cautiva y en exclusiva en las blackberries. Esto va a cambiar de manera inmediata.

La compañía canadiense ha comenzado a promocionar el próximo lanzamiento de BBM como aplicación de mensajería en Android e iOS, replicando la estrategia multiplataforma del resto de aplicaciones líderes a nivel mundial como Whatsapp, Line, Viber, Wechat o la española Spotbros.

Se trata de una de las funcionalidades que llevaron al éxito a Blackberry a finales de la pasada década, cuando lideraba el mercado de los teléfonos. Han pasado varios años y la foto del sector ha cambiado radicalmente, con Samsung y Apple desplazando a los antiguos fabricantes como Nokia, Motorola o la propia Blackberry, tanto como para dejar a los canadienses fuera del mapa.

Relacionado: ¿Cuánto vale Whatsapp? ¿Cuánto valen 300 millones de suscriptores?

Filial independiente y venta

Sin embargo, pese a lo llovido, BBM aguanta como una de las aplicaciones de mensajería móvil más usadas del planeta y Blackberry se dispone a desatar su aplicación en las dos plataformas más importantes y ha despertado tantas expectativas como para que, incluso, se plantee independizar la app como una filial, según avanzó ayer Wall Street Journal.

Esta nueva vida le convertiría en una app en condiciones de competir de igual a igual con Whatsapp, el líder del mercado con más de 300 millones de usuarios, o Viber, Line y Wechat, los principales protagonistas de un mercado muy competitivo que ha sustituido a los SMS a través del teléfono. Blackberry se encuentra en un proceso de desinversión de activos o  venta de la compañía entera, según anunciaron sus principales accionistas.

Linkedin ya vale más en bolsa que Yahoo
Google liquida los 'viejos' Nexus 4 (de LG) a precio de derribo ante la botadura de su buque insignia: el Moto X de Motorola