Un año de crash bursátil en Facebook: la red social vale $40.000 millones menos

Un año de crash bursátil en Facebook: la red social vale $40.000 millones menos
| Por
(Hemerotek)

Facebook entra en la semana de su aniversario como cotizada en bolsa con un historial para olvidar. La mayor OPV del sector tecnológico de la historia -y la segunda mayor en EEUU tras Visa-  debutó en el Nasdaq el 18 de mayo de 2012, con una valoración de 104.000 millones de dólares (unos 81.000 millones de euros).

Hoy, la compañía que dirige Mark Zuckerberg vale en bolsa poco más de 60.000 millones y por el camino se han esfumado cerca de 40.000 millones de su capitalización bursátil. La red social recaudó 16.000 millones con la venta de acciones nuevas -para financiar la empresa- y de títulos antiguos, para que los inversores originales hicieran caja. Y vaya si lo hicieron.

Casi todos los institucionales vendieron una parte importante en el arranque y el resto previos han ido abandonando el accionariado conforme se han desbloqueado sus respectivos periodos de lockup (periodo en el que tienen prohibido hacerlo). El propio Zuckerberg ingresó algo más de 1.000 millones de dólares de salida por un paquete de acciones, aunque controla la mayoría del capital social de Facebook.

La progresiva venta de los grandes accionistas ha sido un motor ‘bajista’ para la cotización de Facebook en estos 12 meses, que llegó a caer por debajo de los 20 dólares (50% de caída desde los $38 del debut), para luego recuperarse poco a poco hasta el nivel de los 26 dólares actuales.

Relacionado Resultados de Facebook: muchos ‘amigos’ (1.110 millones de usuarios), pero pocos clientes ($219 millones de beneficio)

Los ‘colocadores’ de Facebook 

Pero lo que sí sorprende es lo rápido que se fueron quienes soportaron y financiaron la compañía en la fase previa a su debut en el Nasdaq. Por encima de todos, Peter Thiel, emprendedor y gestor de hedge funds, considerado el primer inversor capitalista de la red social. En 2005 puso 500.000 dólares encima de la mesa para que Zuckerberg y su equipo pudiesen iniciar una historia de crecimiento empresarial incomparable por su rapidez y alcance planetario.

Fue el primer gran inversor creyente en el proyecto, pero dejó de creer una vez cotizaron las acciones. Y se fue -del capital-, aunque sigue siendo miembro del consejo de administración de Facebook. Thiel, que tenía 44 millones de acciones  antes de la salida a bolsa -valoradas en $1.672 millones-, vendió toda su participación entre mayo,  agosto y octubre.

El desastre bursátil de Facebook ha sido mayúsculo para aquellos que compraron en la OPV (-30%), pero ha sido una mina de oro para sus fundadores. (Zuckerberg, Sean Parker, Chris Hughes, Dustin Moskowitz, Eduardo Saverin…) y para las firmas como el banco de inversión Goldman Sachs, los fondos de ‘venture capital’ Accel Partners o Tiger Global, la tecnológica Microsoft o el grupo ruso Digital Sky Technologies (DST). Todos los grandes multiplicaron sus plusvalías; los minoristas que entraron al calor de su debut, sus pérdidas.

España no es país para iPhones: Android ya roza el 70% de cuota de mercado
Amazon lanza su propia moneda virtual