La ‘startup bursátil’ Facephi destapa sus cartas (y no lleva nada bueno)

La ‘startup bursátil’ Facephi destapa sus cartas (y no lleva nada bueno)
Salvador Martí y Javier Mira (delante, a la izquierda), en el debut de Facephi (MAB).

Salió a bolsa en el MAB (el mercado para pymes de BME) en julio, en plena vorágine por el estallido de la estafa de Gowex. Quizá por ello dejó de pasar desapercibida y fue estigmatizada… con razón. Facephi Biometría, una ‘startup’ alicantina dedicada al desarrollo de software de reconocimiento facial, llegó a valer más de 30 millones de euros en bolsa sin una sola venta, sin contratos a la vista y con un castillo de expectativas bajo el brazo que está derrumbándose. Hoy capitaliza en bolsa apenas 8 millones y acumula un descenso del 70% desde sus máximos.

Llegó la hora de levantar las cartas y no hay nada bueno en ellas. Facephi, dirigida por Salvador Martí y Javier Mira, anunció a bombo y platillo un contrato con una asociación de bancos en Perú. Nada hay de eso. Dibujó un plan de negocio con unas respetables expectativas de ingresos para una empresa fundada en 2012. También presentó públicamente una adquisición corporativa y luego se desdijo. No hay compra.

Sí hay, en cambio, ampliación de capital en bolsa. También han saltado dos alarmas: el proveedor de liquidez bursátil se retiró y el auditor ha constatado la situación crítica de la compañía. De todo ello ha dado cuenta ante el MAB, el mercado de pymes de Bolsas y Mercados (BME), que actúa también como supervisor de su cotización.

Cuatro preguntas y una respuesta

  • ¿CONTRATOS? La compañía presentó un contrato con Grupo Mutual (Costa Rica) en noviembre. Lo calificó como “no significativo” en ingresos, pero sí en términos de estrategia. También dijo que iba a firmar con la asociación bancaria de Perú (ASBANC) hace algunos meses. Se retrasó. Según Facephi, el asunto se iba a debatir en su consejo el pasado 13 de abril. La fecha límite para su firma venció este jueves 30 de abril sin noticias. “De momento, no se ha materializado el contrato con Asbanc. Se informará de ello al MAB”, explican desde Facephi a HEMEROTEK. La venta iba a reportarle 500.000 euros a su cifra de negocio, ya contabilizados para sus estimaciones de 2015 y, probablemente, le obligará a rehacerlas.
  • ¿TERALCO? Facephi “ha renunciado” a la compra de Teralco, una desconocida consultora almeriense que iba a dotarle de cartera de clientes y de una cifra de ventas. La operación se iba a financiar con la entrega de acciones, pero no terminaron de cerrar el acuerdo.
  • ¿AMPLIACIÓN? La ampliación, sí. La única certeza de Facephi es que sigue captando capital de inversores. La compañía está ejecutando un ampliación de algo más de 1 millón de euros pese a que la adquisición de Teralco no se va a realizar.
  • ¿INVERSIS? La Comisión de Supervisión del MAB ha permitido a Banco Inversis retirarse como proveedor de liquidez de Facephi en bolsa después de haberse “agotado el efectivo y no sea posible reponerlo”. Depende de la ampliación de capital.
  • ALERTA DEL AUDITOR: El futuro de Facephi depende También depende de la captación de nuevo dinero la supervivencia de la compañía, como así lo ha hecho constar PwC, una de las cuatro grandes auditoras a nivel mundial, en su opinión sobre las reformuladas cuentas de 2014. Facephi registró unas pérdidas de 1 millón de euros en 2014, tres veces más que en 2013 y con una cifra de negocio de solo 32.000 euros. La compañía cuenta con un fondo de maniobra negativo que roza los 400.000 euros, es decir, que su capacidad para continuar con la actividad depende de que capte nuevos recursos. Desde la compañía descartan que se baraje una situación concursal, en respuesta a la cuestión planteada por HEMEROTEK.

¿Qué hay detrás de Facephi?

Facephi es en realidad la heredera de F7Corp, una empresa creada en 2006 y que desde 2009 lleva anunciando clientes como la CAM o el Empire State Buidling, este último falso como señaló el diario ElPaís en su momento. El rotativo también avanzó que la compañía mantiene un litigio con Economía para que devuelva una serie de ayudas públicas ligadas al I+D de sus productos.

“Pero esa empresa (F7) cesó su actividad y traspasó a FacePhi todos los derechos que tenía F7 (…) El motivo principal del cambio de F7 a FacePhi era que F7 tenia un pasivo muy grande debido a los prácticamente 7 años de I+D, el cambiar a FacePhi, y adquirir toda la tecnología facilitó la entrada de nuevos accionistas. Los accionistas son los mismos“, fue la explicación de la empresa recogida por HEMEROTEK.

Según la información registrada en el MAB, los principales accionistas actuales de Facephi son Salvador Martí Varó, con una participación del 24%; Javier Mira Miró (9%) y Juan Alfonso Ortiz Company (9%). Los tres han realizado múltiples compraventas de acciones desde que la compañía salió a cotizar hace 9 meses. Desde entonces uno de los principales socios José Cristóbal Callado Solana ha vendido su participación, que rondaba el 10%. Han entrado nuevos accionistas como Antonio Romero-Hauphold, ex presidente de Faconauto, con un 1%.

Facephi salió a bolsa mediante la fórmula de ‘listing’, que consiste en el inicio de cotización directa sin proceso público previo (OPV u OPS) y sin apenas venta de títulos. Son sus antiguos accionistas los que dan liquidez al valor mediante la venta de títulos, que pasan a la autocartera de la compañía y han sido gestionados por un bróker, en este caso, Inversis Banco (Banca March).

Desde 2012 ha reorganizado su accionariado en varias ocasiones con compraventas continúas entre los 7 socios fundadores de la sociedad Facephi, entre los que se encuentran Jorge Company Barber -que tenía un 90%-, Javier Barrachina Giménez, José Carlos Martínez Burgui, Juan Miguel Sánchez Torrecillas, Alejandro González Galiana, Jorge Sanz Estrada y Vicente Terol San Román. Según consta también en el folleto, Facephi realizó una ampliación de capital por valor de 1,2 millones poco antes de salir a cotizar y ahora -ya como cotizada- busca captar otros 1,5 millones.

Tal día como hoy, en 2004... Mark Zuckerberg cuenta su proyecto en televisión
BBVA, serio con el 'crowdlending': Prosper levanta el vuelo con $160 millones de la gran banca