Tecnología ‘vestible’: la española Nuubo atrae al gran capital para su ‘camiseta cardiológica’

Tecnología ‘vestible’: la española Nuubo atrae al gran capital para su ‘camiseta cardiológica’
(Nuubo)
| Por

La tecnología vestible (o ‘ponible‘) con fines médicos atrae a los grandes inversores. A menos de una semana para que, presumiblemente, todo un gigante como Apple anuncie un dispositivo encuadrado en esta categoría, la compañía española Nuubo acaba de cerrar una importante ronda de inversión con la participación de fondos de La Caixa, CRB Inverbio y el actual inversor principal de la tecnológica, Fides Capital, un vehículo de inversión del Grupo Perennius controlado por las familias Viñas Tormo y Santana García-Fuster, vinculados a los fundadores de Iberagentes (Banco Popular).

Según informa Caixa, la ronda de inversión asciende a 3 millones de euros e irá destinada a reforzar la comercialización de sus textiles biomédicos que comenzó en 2012. CRB Inverbio es un fondo gestionado por la firma Cross Road Biotech que cuenta con capital de Neotec, un megafondo público y privado en el que participan algunas de las principales empresas del Ibex 35 como Iberdrola, ACS, Telefónica o Caixa, entre otros, junto a CDTI y la SEPI.

A su vez, la propia Caixa -que ya estaba presente en el accionariado, según fuentes del sector consultadas por HEMEROTEK- refuerza su presencia y añade nuevos fondos a Nuubo través de Caixa Innvierte Biomed II, un nuevo fondo dotado con 35 millones de euros en el que participa también el CDTI, agencia dependiente del Ministerio de Economía.

Electrocardiogramas sin ir al hospital

Nuubo, con oficinas en Madrid y Paterna (Valencia), ha desarrollado un sistema basado en prendas de ropa que simplifica los procedimientos habituales de monitorización cardiológica. “De esta forma, permite la lectura del electrocardiograma (ECG) en entornos dinámicos de forma continua y no invasiva, sin necesidad de cables, sino tan solo vistiendo una prenda textil”, explican. El sistema patentado por la empresa, denominado nECG Dynamic Platform, está formado por tres elementos:

Primero, una prenda textil biomédica que permite la captura de la señal electrocardiográfica sin interferir con la actividad diaria del paciente. Segundo, un dispositivo que registra la información capturada por la prenda de forma continua y que la transmite en tiempo real. Y tercero, un software para analizar e interpretar visualmente los datos del paciente.

Las enfermedades cardiovasculares suponen un coste global en Europa de 192.000 millones de euros al año en forma de tratamientos, fallecimientos y pacientes incapacitados, según un estudio que cita Caixa para contextualizar la operación. “Se prevé que las tecnologías inalámbricas cambiarán profundamente la calidad y el coste estructural de la medicina y de la asistencia sanitaria actual”, añaden. Según estimaciones de consultoras del sector, se venderán más de 400 millones de dispositivos con sensores inalámbricos vestibles en 2014, con un valor de mercado de 3.000 millones de euros.

La (pequeña) industria del videojuego en España facturó €300 millones en 2013; el Gobierno promete acelerarla con ayudas
Axon Partners invierte en una nueva ronda de inversión en la 'startup' de juegos Akamon