Surge Alastria, el proyecto más serio de blockchain en España

Surge Alastria, el proyecto más serio de blockchain en España
| Por

Blockchain, el protocolo de transferencia de datos, contabilidad y registro que se esconde detrás de la criptomonedas, está llamado a ser el futuro de las comunicaciones en sectores como la banca o la propiedad intelectual. Un futuro cada vez más presente que ha obligado a una serie de grandes empresas españolas a unirse para sentar las bases de su desarrollo en España.

 

El proyecto se llama Alastria y está respaldado por una decena de empresas como Santander, BBVA, Repsol, Gas Natural, Banco Sabadell, Endesa, Everis, Icade o BME, entre otras entidades que se han adherido a su fundación. Esta alianza de empresas del Ibex 35 está cerca de lanzar la primera red nacional multisectorial del mundo basada en blockchain, que tiene como objetivo habilitar y acelerar la transformación digital de los distintos sectores industriales o empresariales.

 

La entidad, que realizará su puesta de largo este martes en la Bolsa de Madrid, está liderada por Alex Puig, consejero delegado de Digital Currency Summit, y estará presidida por Julio Faura, jefe de desarrollo de blockchain en Banco Santander. Forman también parte del equipo promotor  María Parga (BME), Nuria Ávalos  (Repsol), Xavier Foz (Roca Junyent), Javier Ibáñez (Icade), Roberto Fernández (Everis) o Carlos Kuchkovsky (BBVA), entre otros.

 

Según reza en la web del proyecto, Alastria nace para proveer a España de la infraestructura blockchain básica “Red ALASTRIA” y del estándar de Identidad Digital “ID ALASTRIA” “que permita que las transacciones sobre la “Red ALASTRIA” puedan tener validez legal y, con ello, la sociedad española pueda desarrollar su propia estrategia” en el contexto global. Se trata, por tanto, de dar una dimensión industrial a los usos de blockchain como registrador de datos y transacciones.

Wifi en el avión: un negocio de 135.000 millones
Aplicaciones fintech y agregadores financieros: 60.000 millones en ahorros para el cliente bancario