El rumano que voló en aeropatín en un estadio de fútbol

El rumano que voló en aeropatín en un estadio de fútbol
El inolvidable vuelo en aeropatín de Regreso al futuro.

 

El mundo cambia. Sus reglas también. Lo hacen con tanta rapidez que cada vez es más difícil generar asombro, admiración y la sensación de haber asistido a algo único y especial. Pero todo eso ocurrió este domingo antes la final de la Copa de fútbol portuguesa, que enfrentaba a Benfica y Vitoria de Guimaraes, en el Estadio Nacional do Jamor en Lisboa.

 

Alexandru Duru, canadiense de origen rumano, voló alrededor del terreno de juego subido en su aeropatín, a más de diez metros de altura, para acabar aterrizando en vertical junto al árbitro para entregar el balón con el que se jugaría el partido. El vuelo, de apenas unos segundos, ha dejado sin palabras a más de uno.

 

Duru, nacido en Rumanía y residente en Canadá, cumplió su sueño de asombrar a millones de personas en directo gracias a su participación en el evento deportivo. El ingeniero de la Universidad de Montreal es el fundador y CEO de Omni Hooverboards, una pequeña empresa dedicada al desarrollo de su dron volador. 

 

La realidad supera a la ficción

Su vuelo en Portugal no ha sido el primero. Ya ha batido varios récords de permanencia en el aire y distancia con su aeropatín en varias pruebas preparadas a tal efecto. Se ha hecho viral en Youtube, pero su gesta en Lisboa este domingo marca un hito por haberse realizado en directo y en un estadio repleto de gente.

 

Duru, que dejó Rumanía cuando tenía sólo siete años, vivió en Marruecos hasta que a los 17 años se trasladó a Canadá. Alguien debió decirle que estaba loco, que trabajaba en lo imposible, pero su invención parece haber convertido en realidad tanto el aeropatín de Marti Mcfly en Regreso al futuro o, más bien por sus semejanzas, con el deslizador del Duende Verde en Spiderman.

 

Según el prototipo usado este domingo por Omni Hooverboards, la tabla de Duru alcanza una velocidad de hasta 40 kilómetros por hora, tiene diez propulsores, pesa unos 30 kg y cuenta con 20 baterías de litio para darle una autonomía de hasta 2 minutos de vuelo. Este aeropatín puede alcanzar alturas de hasta 100 metros.

Los manuales de instrucciones no se leen, se ven
Mary Meeker: diez ideas del informe 'Tendencias de Internet 2017'