Se va Oppenheimer, el tesorero de Apple que construyó la ‘caja’ de los $150.000 millones

Se va Oppenheimer, el tesorero de Apple que construyó la ‘caja’ de los $150.000 millones
| Por

Es el tesorero más poderoso. Peter Oppenheimer, director financiero (CFO) de Apple, deja la compañía. Será sustituido por Luca Maestri. Su salida se produce a los 51 años, 18 de ellos trabajando en Cupertino y con una década a sus espaldas como máximo responsable de las finanzas de la tecnológica. Para la historia pasarán varios récords de este ejecutivo, como la posición financiera de Apple, que al cierre de 2013 acumulaba más de 158.000 millones de dólares en ‘caja’ (lo contrario de tener deuda), 35 veces más que cuando tomó posesión del cargo.

Oppenheimer, que acaba de ser nombrado consejero en Goldman Sachs, ha vivido la década milagrosa en la tecnológica. Ha pasado de gestionar ventas anuales de 8.000 a más de 170.000 millones (21 veces de crecimiento), con beneficios que superan los 50.000 millones. Cifras históricas en resultados que también han tenido un retorno al accionista espectacular. Desde que Apple reinstauró el dividendo, los accionistas han recibido más de 44.000 millones en apenas dos años y se benefician de un plan de recompra de acciones propias de que se eleva hasta los 60.000 millones.

La tecnológica ha ido acumulando por su actividad una cantidad inconmensurable de dinero en su ‘caja’, gracias al éxito desmedido de productos como iPod, iPhone o iPad, pero también al buen hacer de Oppenheimer a la hora de esquivar los entramados tributarios de decenas de países. En diez años, la despensa de capital de Apple se ha multiplicado por 35 veces, hasta 158.000 millones, pero cerca del 80% está en filiales fuera de EEUU y no puede ser repatriado salvo que sufra un severo rejonazo fiscal. El actual tesorero ha jugado un papel protagonista en esa cifra sin precedentes, con operaciones como la de endeudarse para evitar el peaje fiscal del dividendo. En 2013 realizó la mayor emisión de bonos corporativa de la historia en EEUU para poder mantener intacta su preciada caja.

El cerebro de Braeburn, el mayor ‘hedge fund’ del mundo

El modelo ‘fabricado en China’, diseñado en EEUU, pero pagado en cualquier país ha permitido a Oppenheimer diseñar una estructura de finanzas equivalente a un gran banco de inversión con múltiples filiales por todo el mundo que se prestan servicios entre sí. Gracias a este entramado societario ha conseguido limitar, por ejemplo, el pago de impuestos por beneficios en Europa o Asia, elevando su el disponible en cuenta. Al cierre de 2003, la caja de Apple se situaba en los 4.300 millones de dólares. Dos años después, con Oppenheimer ya como director financiero, Apple convirtió a Braeburn Capital -el nombre de una variedad de manzana como Macintosh– en su filial de gestión de activos.

A unas cuatro horas en coche de Cupertino (California), en el estado de Nevada, se encuentra la sede de Braeburn. Es probablemente el mayor hedge fund único del mundo con activos bajo gestión (150.000 millones de dólares). En realidad, Braeburn no es un ‘hedge fund’ al uso, sino la firma que gestiona los vehículos financieros usados por Apple desde 2005 para evitar, en la media de lo posible, a los temidos impuestos.

Su objetivo fundacional no fue invertir, sino mantener a buen recaudo el dinero de la empresa lo más lejos posible de cualquier tributo al erario público. De ahí su sede en Nevada, un refugio fiscal en el corazón de EEUU que ha permitido a la compañía dirigida por Tim Cook librarse de la mayor dureza fiscal de California, así como mantenerse fiel a la filosofía de opacidad corporativa de Apple. Braeburn, de hecho, se rige por este marco legal y mantiene el misterio sobre el estado de sus cuentas o el destino de sus inversiones. Nadie sabe con exactitud dónde está colocado el dinero a corto, medio y largo plazo de Apple. Sólo se sabe que la mayoría duerme en cuentas y activos en Europa y Asia.

eDreams Odigeo: los números previos a la OPV del líder europeo de viajes por Internet
Flipboard compra Zite por $60 millones a la CNN (Time Warner), que triplica lo invertido