Sandisk compra la tecnológica en la que trabaja Steve Wozniak, cofundador de Apple

Sandisk compra la tecnológica en la que trabaja Steve Wozniak, cofundador de Apple
(Fusion-IO)
| Por

Desde 2009, el nombre de Fusion-io, una ‘startup’ que fabrica sistemas de almacenamiento digital y aceleración de base de datos para empresas, está ligado al aura de prestigio del histórico cofundador de Apple, Steve Wozniak. Desde 2011, cuando salió a bolsa, Fusion-io se ha convertido en una de las mayores decepciones del panorama tecnológico en Wall Street y Silicon Valley.

Estaba llamada a ser algo grande. Hoy, el fabricante de discos duros y sistemas de almacenamiento Sandisk ha comprado Fusion-io por 1.100 millones de dólares, más de un 50% por debajo de su debut en bolsa hace tres años. La revolución que prometían en el sector de ‘cloud computing’ se la han llevado otros competidores.

A Wozniak, que ocupaba en Fusion-io el cargo de jefe científico (Chief Scientist Officer), le han quitado un problema de encima, después de que la tecnológica se convirtiese en una nave sin rumbo aparente, solamente soportado por clientes en crecimiento exponencial como Facebook o la propia Apple.

Fundada en 2005 por David Flynn y Rick White, ambos habían pilotado una ‘startup’ que había sorprendido a muchos en Silicon Valley, hasta lograr el respaldo inicial de inversores de prestigio como New Entreprise Associates (NEA)el mismísimo Michael Dell. e, incluso, el ‘fichaje’ de Wozniak siendo todavía una pequeña empresa.

Detrás de la crisis de Fusion-io se encuentra el desencuentro entre fundadores y accionistas de mayo de 2013, que acabó con los dos cofundadores fuera de la empresa y con el ex de HP, Shane Robinson, al frente del grupo. El nuevo ejecutivo venía de coliderar en su antigua compañía la compra de Autonomy, que acabó en fiasco total y con pérdidas de más de 8.000 millones para HP al poco tiempo después de comprarla.

 

La operadora Tuenti (Telefónica) abre en México tras levantar 200.000 clientes en España
El dueño de Photoshop logra con éxito la transición de licencia a suscripción (y sus acciones se disparan)