Ricardo Lop y su ‘ecommerce’ de cuchillos: “Vender en Amazon es alimentar a la bestia. Sabe cuánto vendes tú y tu competencia”

Ricardo Lop y su ‘ecommerce’ de cuchillos: “Vender en Amazon es alimentar a la bestia. Sabe cuánto vendes tú y tu competencia”
Ricardo Lop (AgoraNews)
| Por

En Internet no hay cerca, ni lejos. Sólo conectado o no conectado. Podemos enviar un paquete desde Teruel a Nueva York en menos de 24 horas. Creo que estamos bien comunicados”. Desde Castelserás (Teruel) al mundo. Es la voz del sentido común aplicado al ecommerce de Ricardo Lop, fundador de Aceros de Hispania. Todo un fenómeno en la Red en los últimos meses, aunque va para los 14 años en el negocio del comercio electrónico.

El pasado junio, su presentación sobre ‘ecommerce’ en el Inspiration Day en Madrid fue todo un éxito y acumula más de 100.000 visitas en Youtube. “A raíz de entonces hemos notado mucha repercusión, comentarios y menciones. La verdad es que no digo nada raro, son cosas muy simples: ‘¿A quién vender?’ A todos los sitios. ‘¿Cómo pagar?’ Rápido y sencillo…”, explica Lop en conversación con Hemerotek.
Aceros de Hispania vende cuchillos, espadas y navajas por Internet, y su facturación de 700.000 euros y no pocos retos en el horizonte como pequeña tienda en Internet. El primero es mantener las ventas. “Cuando leo que estamos creciendo, me digo: ‘será Zara o Amazon’, porque lo que es nosotros. Mantenemos posicionamiento, ajustamos precios… El crecimiento del comercio electrónico se lo están llevando las grandes empresas“, señala. Según datos de la CMT, el sector creció un 15% en el primer trimestre, hasta 2.800 millones.
Lop todavía recuerda cuáles fueron sus primeros pedidos que llegaron a su tienda. “En España fue una navaja de Albacete marca Hooker. Al extranjero fue a Polonia, un cuchillo de monte Aitor y una katana”, señala. Precisamente, la internacionalización sigue siendo uno de sus focos y no descarta abrir mercado en EEUU. Entre los proyectos a corto plazo, Aceros de Hispania trabaja en una versión móvil para hacer su tienda accesible a cualquier dispositivo.

Relacionado: La inspiradora historia del vendedor de cuchillos de Teruel que arrasa en Internet

Alimentar a la bestia

“Antes la gente entraba en Google para buscar cosas que comprar. Ahora lo hace en Amazon. Nosotros ya lo hemos probado -a poner una tienda en Amazon-, pero se llevan el 15% de los ingresos y encima estás alimentando a la bestia… que ‘cualquier día te va a sacar los ojos’. Amazon sabe cuánto vendes tú y tu competencia. En algún momento lo puede sumar e ir directamente al proveedor, le hace un pedido más grande y consigue mejor precio para venderlo todo directamente sin pasar por ti”, cuenta Lop.
En su opinión, en este sentido hay proveedores que “pisan a sus propios (pequeños) clientes” para recibir un gran pedido y, en el fondo, “se pisan su propio futuro” al vender lo mismo a un sólo cliente, pero con rebajas de precio. Entre las claves de su negocio está la logística, un mundo muy complejo y del que depende el éxito o el fracaso de las ventas. Precisamente, en Castelserás, donde hay otras tiendas virtuales, colaboran para obtener un mejor servicio logístico. “En Internet se puede vender de muchas maneras y a cualquier sitio. Tengo un amigo que vende alfalfa y otro, piedras minerales”, apunta.
“Para cada país y en función del peso, usamos un operador u otro, aunque trabajamos con todos como Fedex, Correos, Macex o Seur. Lo que sale caro todavía es enviar paquetes pequeños por Europa”. Pero para el dueño de una tienda que ha vendido en cerca de 100 países y a 40.000 clientes en total, cada día es un reto imprevisible. “Cuando abro la persiana todos los días, me digo: ‘A ver que pasa hoy’. Esto es una guerra (…) Muy intenso, emocionante e interesante. A otros les gusta el fútbol, a mí me encanta mi trabajo”. 

Las últimas cifras del debut de los iPhone
La revolución de las impresoras 3D llega a España con la española BQ en Mediamarkt