R.I.P. Symbian: la ‘plataforma en llamas’ de Nokia llega a “cero” teléfonos vendidos después de tres años de agonía

R.I.P. Symbian: la ‘plataforma en llamas’ de Nokia llega a “cero” teléfonos vendidos después de tres años de agonía
| Por
Datos en millones de unidades. (Fuente: Nokia)

Era el sistema operativo líder hasta 2011. Millones y millones de dispositivos vendidos que ya son historia de la tecnología. Symbian ha llegado al nivel de ‘cero ventas’ en un trimestre, después de tres años de agonía. Stephen Elop, consejero delegado de Nokia, lo tachó en 2011 de “plataforma en llamas”.

Las ventas de teléfonos de Nokia siguen cayendo. Lo hacen en número de terminales y en ingresos en euros, pese al abrazo de Windows (Lumia) y Asha, su gama de teléfonos conectados a Internet, pero que no son un ‘smartphone’. La decisión de la marca finlandesa de abandonar sus propios sistemas operativos móviles (Symbian y Meego) en 2011 acaba de escribir hoy su capítulo final.

“Nuestro volumen de Symbian se ha reducido de 6 millones en el segundo trimestre de 2012 hasta aproximádamente cero en el segundo de 2013″, explica Nokia en su nota de resultados del segundo trimestre. Las ventas del grupo cayeron un 24%, hasta 5.700 millones de euros, y sus pérdidas se redujeron de 825 hasta los 115 millones. Su división de redes Nokia Siemens fue la que tuvo un mejor comportamiento con cerca del 12% de rentabilidad sobre facturación.

La plataforma Symbian, que fue externalizada a la consultora Accenture en 2012, todavía ha logrado vender más de 12 millones de terminales en el último año, gracias, sobre todo, al superteléfono Nokia 808 Pureview con cámara de 41 megapíxeles, su último lanzamiento bajo este software abandonado con más de diez años de historia y que nació de una alianza de Sony, Motorola, Samsung y Nokia para competir con el Windows Phone. Probablemente, el planteamiento original no contó con el vuelco realizado por iPhone y Android.

El fondo español Seaya Ventures invierte €1,5 millones en la 'startup' Sindelantal.mx
El gran fracaso (del éxito) de Google