Reflexión para el taxi tradicional, ¿por qué triunfan las Apps de transporte ‘estilo Uber’?

Reflexión para el taxi tradicional, ¿por qué triunfan las Apps de transporte ‘estilo Uber’?
La polémica App de transporte Uber (Uber)

Muerto el perro, ¿se acabó la rabia? Más allá del debate sobre la ilegalidad o no de servicios organizados de transporte entre particulares (UberPOP) o de economía compartida (Blablacar), el cierre y bloqueo virtual de la empresa Uber en España lejos de dar un respiro al sector tradicional del taxi, bus o tren le exige celeridad para adaptarse a los nuevos usos del transporte por parte los de usuarios. Elegir transporte, reservar y pagar a través del móvil es una tendencia imparable que ha llegado para quedarse. ¿Cuáles son las claves del éxito de plataformas como Uber, Lyft, Cabify, Blablacar o Mytaxi?

El mejor amigo del gran cliente

  • En general, todos estos servicios triunfan principalmente por su componente tecnológico, fácil uso, transparencia, ahorro y por la mejora en la experiencia que dan al viajero, ya sea urbano o interurbano. El cliente puede saber de antemano con cierta exactitud cuánto le costará el trayecto en tiempo y dinero con su propio taxímetro en el teléfono móvil. Todo es más sencillo. Para el usuario supone una experiencia sin esperas (si se fija previamente la hora y lugar de recogida), sin recurrir al dinero en efectivo (pago en la App) y con un menor coste que el taxi.
  • Éxito (obligatorio) entre las empresas. En el caso de las apps que compiten con el taxi tradicional, la simplificación en la gestión de desplazamientos de los empleados corporativos y el control sobre los mismos se ha convertido en una de las principales razones para su rápida implantación entre las grandes empresas, en cuya cultura corporativa encaja a la perfección. De hecho, en algunas de estas grandes corporaciones se ha prohibido no usar este tipo de Apps para desplazamientos de representación o actividad de sus profesionales, según ha podido constatar HEMEROTEK.
  • Ya sea el contable, director financiero o de recursos humanos, el responsable de la gestión de los gastos de transporte puede visualizar en una sola pantalla el agregado de estos gastos y el detalle individual por usuario. Esto permite llevar un control exhaustivo y deja obsoletos los sistemas de tickets, códigos de usuarios a través de teléfono y hace innecesario el pago con tarjetas corporativas, aunque su uso tampoco era generalizado.

Organización óptima

  • Frente a la atomización e individualidad de un sector como el del taxi (70.000 conductores en España), las flotas organizadas de coches a través de este tipo aplicaciones al estilo Uber permite optimizar al máximo la circulación de estos vehículos en las grandes ciudades y evitar desplazamientos innecesarios a los conductores y regular mejor los periodos los picos y valles de oferta y demanda.
  • Si por algo se caracteriza el taxi es por su sobreoferta y estacionamiento en estaciones de tren, autobus o aeropuertos en espera de demanda de viajeros. Por ese exceso de taxis en estas localizaciones se paga un plus que no sería necesario si existiese una mejor organización. Al contrario también permite la gestión eficiente, en tiempo real, de la sobredemanda de transporte en determinados horarios y localizaciones.
  • Este mayor control permite también poner fin al sistema de licencias con el que funciona el sector y que ha convertido en millonarios a muchos taxistas retirados, pero que a su vez se ha convertido en una pesada losa de costes para quienes se endeudaron al comprar estas licencias. Este es uno de los factores que impide a muchos profesionales del taxi funcionar por debajo de las actuales tarifas, cuyo elevado precio provoca a su vez menor afluencia de usuarios.

La CNMC, favorable a las nuevas Apps

  • La Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC), el supervisor encargado de velar por la competencia en España y de decidir si realmente hay competencia desleal o no por parte de una empresa o grupo de empresas, ha puesto ya de relieve en un artículo que la aplicación de la llamada ‘economía compartida, colaborativa, social…’ al sector del transporte presenta múltiples mejoras, entre ellas, algunas de las ya citadas.
  • “La constancia informática de la transacción podría facilitar el control por parte de la autoridad fiscal o administrativa; y la calidad del servicio puede mejorar gracias a los sistemas de mayor competencia, reputación e interacción repetida”, señala la CNMC en una serie de recomendaciones generales, para el sector del transporte y otros, inspiran un profundo cambio de mentalidad. En el fondo se convierte en el futuro mejor amigo de Hacienda, debido a que pone a su alcance la fiscalización de todos y cada uno de los trayectos, algo que no ocurre ahora.

Recomendado

La web de la patronal de diarios AEDE, 'hackeada' con Mr. Trololó
¿Inversión 'tecnológica' del año? Madrid invertirá €800 millones en su plan 'bombilla LED'