¿Perteneces al 5%? Más de 50 millones de internautas navegan con ‘software publicitario espía o malicioso’

¿Perteneces al 5%? Más de 50 millones de internautas navegan con ‘software publicitario espía o malicioso’

El 5%. Es un porcentaje pequeño, como el déficit del Gobierno, pero traducido a números absolutos no parece un tema menor. Un estudio elaborado por Google y la Universidad de Berkeley (California) señala que más del 5% de los usuarios de Google sites (Maps, Youtube, Gmail…) tiene instalado un “inyector publicitario” (en referencia a software publicitario espía y adware) en sus navegadores.

Se trata de programas que muestran publicidad al usuario navegue por donde navegue y en cualquier web. De hecho, el informe queda ilustrado con la versión web del New York Times o en el propio Google. Ese 5% representaría a un grupo de entre 50 y 75 millones de usuarios en todo el mundo según las cifras de audiencia ‘milmillonarias’ que maneja Google en productos como Chrome o Youtube.

Es un problema habitualmente ligado a la descarga de software de prueba (shareware) o pirata (ilegal), así como a páginas legales e ilegales de contenidos audiovisuales (películas, series…) cuyo uso se ha hecho masivo en todo el mundo. No obstante, detrás de estas cifras se esconden también los amigos de lo ajeno, del crimen y del espionaje: un parte importante de este software son herramientas para el robo de datos de los usuarios.

El enemigo ‘número uno’ de Google

Según el estudio, el 34% de las extensiones de Chrome identificadas como ‘inyectores de publicidad’ fueron clasificadas por Google como ‘software malicioso’. 192 de estas extensiones estaban creadas directamente para engañar al usuario y afectaron a más de 14 millones de usuarios antes de ser eliminadas, según los autores del estudio.

El trabajo forma parte del programa de Google por la navegación segura en Internet y la lucha contra el “software no solicitado“, que va en contra de los intereses de usuarios, editores y anunciantes. “Hemos recibido más de 100.000 quejas de usuarios de Chrome sobre ‘publicidad inyectada’ desde el inicio de 2015, más que errores de la red, de funcionamiento o cualquier otra incidencia”, señala Nav Jagpal, ingeniero de ciberseguridad de Google.

Es un asunto serio para el buscador. El 90% de sus ingresos (más de 60.000 millones de dólares anuales) dependen de la publicidad ‘online’ a través de sus diferentes herramientas como Doubleclick, Adwords o Admob. Con las cosas de comer no se juega y por eso Google considera a la publicidad maliciosa como a su enemigo número uno.

Ofensiva de Google con Chromebit: un 'ordenador' por menos de 100 dólares
El nuevo equipo de A. Botín: Santander coinvierte por tercera vez junto a Telefónica