Pánico al nuevo IVA digital: otra mano (al cuello) a ‘startups’ y desarrolladores de Apps

Pánico al nuevo IVA digital: otra mano (al cuello) a ‘startups’ y desarrolladores de Apps
(Hemerotek)
| Por

Más carbón para las empresas de Internet. Funcionarios de Bruselas y en España van a desplegar en 2015 lo mejor de lo que son capaces para gravar el comercio electrónico de bienes y servicios digitales. Pretenden evitar así que gigantes de Silicon Valley -Amazon, Google, Facebook…- desvíen la tributación hacia jurisdicciones de baja fiscalidad como Luxemburgo o Irlanda, pero al mismo tiempo van a poner las cosas más difíciles a las pequeñas ‘startups’ o desarrolladores con  aplicaciones con clientes fuera: desde el 1 de enero tendrá que lidiar con un nuevo IVA, que obligará a aplicar el tipo fiscal del país del cliente. ¿Cómo y a quién afecta?

  • A partir del 1 de enero de 2015 todos los servicios digitales (telecomunicaciones, servicios de Internet y contenidos, principalmente) a consumidores finales deben gravarse en el Estado miembro en el que el cliente (quien recibe el servicio) esté establecido, tenga su domicilio o residencia habitual (a diferencia de la mayoría del resto de servicios, objeto de gravamen en el Estado miembro de establecimiento del prestador).

Un IVA para cada país

  • Este cambio supone que los servicios serán gravados en el Estado miembro donde se produce el consumo, es decir, que el IVA será distinto en función de la residencia del cliente. “Las nuevas reglas de localización afectan a los servicios de telecomunicaciones, radiodifusión o televisión y electrónicos prestados por empresarios comunitarios a particulares o consumidores finales”, explica la Agencia Tributaria (AEAT).
  • Por tanto, desde el próximo 1 de enero, si la venta de una suscripción o bien digital se realiza en Hungría deberá aplicarse un IVA del 27%, mientras que si se hace en Alemania será el 19%… Y en España, un 21%, pero en Francia un 20% y en Croacia un 25%. Si es en Luxemburgo, ¡un 15%! ¿Se aclaran? Pues así están las cosas. Por sorpresa, el nuevo IVA se convierte en un atentado contra la armonización fiscal en la Unión Europea (UE) antes de que los distintos estados miembros unifiquen (algún día) el impuesto al consumo. Ver tipos de IVA vigentes en Europa.

Desapercibido

  • Para que el pánico no se desate entre los contribuyentes, las autoridades fiscales han creado  la “Mini Ventanilla Única” o “Mini One-Stop Shop” (MOSS), que tiene como finalidad los empresarios o profesionales no tengan que identificarse y darse de alta en cada Estado de consumo, sino que podrán presentar sus declaraciones de IVA desde un único punto en el Portal Web de su Estado de Identificación.
  • Pese a la profundas implicaciones de las nuevas reglas de localización, el nuevo marco fiscal ha pasado prácticamente desapercibido en la agenda pública del Gobierno y los grandes medios de comunicación. Pergeñado en 2008, su aplicación en España llega en 2015. La Agencia Tributaria ha elaborado un largo documento técnico con el ‘antes y después’ del IVA. También organizó una conferencia el pasado 12 de septiembre con aforo completo para explicar como funciona el “nuevo régimen” y las reglas de localización.

Recomendado:

Objetivo: gravar las Apps y al ‘ecommerce’ digital

Además de los servicios de telecomunicaciones y radiodifusión, la nueva norma pretende envolver fiscalmente a los llamados servicios electrónicos. Entre los mencionados por la Agencia Tributaria se encuentran:

  • 1) Alojamiento de sitios web 2) mantenimiento a distancia de programas y de equipos y acceso o descarga de programas y su actualización, tales como las aplicaciones para Android o iOS. 4) suministro de imágenes, texto, información y la puesta a disposición de bases de datos. 5) contenidos (música, películas, juegos, incluidos los de azar o de dinero, revistas y periódicos en línea, contenido digitalizado de libros y otras publicaciones electrónicas. 6) Enseñanza a distancia automatizada que dependa de Internet para funcionar y que no necesite, o apenas necesite, de intervención humana.
  • “Los paquetes de servicios de Internet relacionados con la información y en los que el componente de telecomunicaciones sea una parte secundaria y subordinada (paquetes de servicios que vayan más allá del simple acceso a Internet y que incluyan otros elementos como páginas de contenido con vínculos a noticias, información meteorológica o turística, espacios de juego, albergue de sitios, acceso a debates en línea, etc.)”, según la descripción de la AEAT.
  • Servicios no afectados: el nuevo IVA no afecta, en cambio, a as mercancías cuyo pedido o tramitación se efectúe por vía electrónica, los servicios de profesionales (abogados, asesores y consultores financieros que lo hagan por correo electrónico), servicios de enseñanza en los que el contenido del curso sea impartido por un profesor por Internet o los servicios de ayuda telefónica.

Relacionado:

Smart Money, el evento definitivo de Loogic
Hackear sistemas de pago, entre las tendencias de ciberseguridad para el 2015