Nikesh Arora abre una crisis de gobierno en Google tras fichar por la japonesa Softbank

Nikesh Arora abre una crisis de gobierno en Google tras fichar por la japonesa Softbank
Nikesh Arora (Google)
| Por

Era el número 3 del cuadro directivo tras Eric Schmidt (presidente ejecutivo) y Larry Page (consejero delegado) y el ‘capataz’ de una organización formada por decenas de miles de empleados. Nikesh Arora, director de operaciones y jefe comercial, abre una crisis en Google tras fichar por Softbank la operadora japonesa de telecomunicaciones y referente en la integración entre la vieja industria y el nuevo mundo digital.

Arora será vicepresidente y dirigirá el área de Internet en la compañía controlada por Masayoshi Son, uno de los hombres más ricos de Japón y el hombre a seguir de la industria de las telecomunicaciones. Es la tercera salida en el primer nivel de Google tras las de Marissa Mayer (Yahoo) o Hugo Barra (Xiaomi).

Softbank se ha convertido en un gigante global capaz de adquirir en EEUU las operadoras Sprint y T-Mobile. El grupo japonés es el impulsor y dueño del 32% de Alibaba, el holding chino de Internet  que saldrá a bolsa este verano con un valor bursátil próximo a los 200.000 millones de dólares, la mayor OPV de la historia.

La noticia de la salida de uno de los pesos pesados de Google se produce en plena ‘crisis’ de identidad del buscador, después del fiasco de la operación Motorola, en la que ha perdido 3 de cada 4 dólares que invirtió. El anuncio coincidió con la presentación de resultados trimestrales de Google. Entre abril y junio, el buscador ingresó 15.960 millones de dólares, un 22% más que en el mismo periodo de 2013, y ganó un 6% más, hasta 3.422 millones.

La compañía superó por primera vez los 50.000 empleados al cierre del trimestre, porque mientras unos se van, otros llegan. Su salida coincide en tiempo y forma con la llegada de Alan Mulally, el anterior CEO de Ford, que ha entrado en el consejo de administración de Google y está llamado a encabezar el lanzamiento de Android Auto, la integración de coches y software en la que están embarcadas las grandes tecnológicas, fabricantes de automóviles y operadoras de telecomunicaciones.

 

Stephen Elop supera los 50.000 despidos en Nokia en cuatro años tras el último recorte de Microsoft
Secreto a voces en Google: Youtube y Play lideran el relevo en su opaco sistema de ingresos publicitarios