‘Megasanciones’ a Apple y Google: Bruselas busca ejemplarizar (y recaudar) con los gigantes de EEUU

‘Megasanciones’ a Apple y Google: Bruselas busca ejemplarizar (y recaudar) con los gigantes de EEUU
Los jefes financieros de Google y Apple, Patrick Pichette y Luca Maestri (Archivo).
| Por

La Comisión Europea está dispuesta a solventar los problemas de los gigantes Apple y Google para usar sus respectivas montañas de dinero residente en Irlanda. Por diferentes motivos, las autoridades comunitarias están a punto de sancionar a los dos gigantes estadounidenses con sendas multas milmillonarias (más de 10.000 millones de euros entre las dos). Tendrán que pagarlas si quieren seguir operando en territorio europeo.

Bruselas tiene en marcha distintos procesos sobre ambas empresas que marcarán también su estrategia para con las demás empresas digitales de Silicon Valley, como pueden ser Facebook o Amazon, entre otras. La isla europea es la clave, ya que allí han establecido su base de operaciones europea la mayoría de tecnológicas de EEUU y desde Irlanda facturan las ventas que realizan en otros países de la Unión.

Apple, ayudas públicas de Irlanda

Apple tiene un bendito problema desde hace tiempo. Su dinero en caja (efectivo o activos líquidos a corto plazo) ronda los 150.000 millones de dólares. Gran parte de ese dinero lo ha ido generando desde su filial en Irlanda a lo largo de año. Es uno de los territorios que ayuda a rebajar su factura fiscal y que le permite realizar operaciones corporativas tan extrañas como la de Beats. para regatear al fisco.

Relacionado: Se va Oppenheimer, el tesorero del entramado fiscal de Apple

Bruselas cree que Apple se está beneficiando de acuerdos especiales en materia fiscal en ese país y lo considera como ayuda de estado a una empresa. La devolución retroactiva de esas supuestas ayudas podría superar los 5.000 millones de euros, que apenas supone un 10% del beneficio de la multinacional, cuyo jefe financiero es Luca Maestri, sucesor de Peter Oppenheimer.

Google, por todo

En el caso de Google, las investigaciones de Bruselas comenzaron por las prácticas anticompetitivas en los resultados de las búsquedas (que ofrecían sus propios productos por encima de la competencia), terreno en el que cuenta con una cuota de mercado del 90%. Luego se ha extendido a otros productos de la compañía como Android, el sistema operativo móvil que se ha convertido en dominante en cuestión de cuatro años.

Sin olvidar, valga la redundancia, la ‘ley de derecho al olvido’  que obliga al buscador al borrado de aquellas páginas que se les solicite; o las normas de protección de datos impulsadas desde Bruselas que llevaron a Google a simplificar las cláusulas legales de todos sus productos como Gmail, Drive, Maps, Streetview o Youtube, entre otros. La multa al buscador podría alcanzar otros 5.000 millones de euros, que suponen cerca de la mitad de su beneficio en 2013. Todo un quebranto

Microsoft, el precedente

Bruselas cuenta con el precedente de los procesos antimonopolio contra Microsoft, que acabaron con una batería de multas sobre compañía de Bill Gates a lo largo de los años. La primera de las sanciones llegó en 2004 por abuso de posición dominante (497 millonnes de euros). La segunda en 2006 por no facilitar alternativas a la competencia (280 millones).

La tercera por el cobro abusivo de licencias a los fabricantes (900 millones) en 2008. La cuarta, y una de las principales causas por las que Bruselas comenzó el proceso fue por, entre otras cosas, por preinstalar Internet Explorer en su sistema operativo Windows llegó en 2013 (561 millones). El conjunto de sanciones a la empresa han superado los 2.200 millones de euros.

Gowex, la gran estafa
eBay se parte en dos: Paypal se independiza y cotizará en bolsa