¿Inversión ‘tecnológica’ del año? Madrid invertirá €800 millones en su plan ‘bombilla LED’

¿Inversión ‘tecnológica’ del año? Madrid invertirá €800 millones en su plan ‘bombilla LED’
La fuente de Neptuno en Madrid. (Ayuntamiento)
| Por

No queda lejos el plan del ministro Sebastián en 2010. Entonces fue la apuesta fallida por las bombillas de bajo consumo, ahora lo es el LED. El Ayuntamiento de Madrid, con Ana Botella todavía al mando, ha comprometido una inversión de entre 800 y 1.000 millones de euros durante ocho años. La buena noticia en forma de ahorro energético a medio plazo no termina de esconder su parte negativa: la nula participación del ecosistema de ‘startups’ energéticas en el proyecto.

Las claves

  • Todo el alumbrado, desde las fuentes ornamentales a semáforos y farolas. El Ayuntamiento ha contratado el suministro e instalación para la renovación de 225.000 puntos de luz y 84.000 luminarias de la ciudad con tecnología LED en sustitución de los actuales sistemas de luz incandescente o bajo consumo. El ahorro estimado por el consistorio se sitúa en 115 millones de euros hasta 2022.
  • La holandesa Philips se ha llevado el contrato para fabricar las nuevas luces para la ciudad. Una cuarta parte de ellas saldrán de su planta en Valladolid y se convertirá en “el mayor proyecto de iluminación urbana del mundo”, según la multinacional, “y en la mayor renovación tecnológica que ha visto Madrid”, según la alcaldesa.
  • No obstante, el grueso del dinero está destinado a los instaladores entre los que se encuentran los contratistas habituales del ayuntamiento, como son las constructoras Ferrovial (Del Pino), ACS (Florentino Pérez), FCC (Koplowitz, Slim), Indra (March). Las constructoras y concesionarias lideran a través de varias filiales los consorcios que se han adjudicado el contrato para quitar y poner bombillas.

Una oportunidad pérdida

 

  • Como novedad se ha establecido un incentivo de ahorro energético en el que participarán los instaladores. Hasta un 60% del ahorro en la factura energética que supere la estimación realizada en el contrato se lo quedarán estas empresas y el 40%, el Ayuntamiento. La previsión de ahorrar un 35% de la factura energética es sospechosamente conservadora, sobre todo, si se tiene en cuenta la rápida evolución de este tipo de sistemas de iluminación, cada vez más eficientes y que llegan a reducir hasta un 90% el consumo de una bombilla tradicional.
  • El cambio al LED es una gran noticia para la eficiencia energética, pero el diseño del plan del Ayuntamiento supone una oportunidad perdida para el desarrollo de tecnologías locales, proyectos innovadores y la necesaria industria . Sorprende la nula participación de ‘startups’ y nuevas compañías especialistas en energías limpias que puedan desarrollarse al calor de un plan de 800 millones de euros. En cambio, y por desgracia, no causa sorpresa la presencia de las citadas concesionarias, especialistas en ganar concursos públicos y subcontratar a empresas menores.

 

Reflexión para el taxi tradicional, ¿por qué triunfan las Apps de transporte 'estilo Uber'?
54 titulares de un 2014 agridulce para la tecnoeconomía en