La guerra de las galaxias: Google se une a SpaceX (Elon Musk) frente al Blue Origin de Jeff Bezos (Amazon)

La guerra de las galaxias: Google se une a SpaceX (Elon Musk) frente al Blue Origin de Jeff Bezos (Amazon)
Elon Musk, junto a Larry Page (Google) y Jeff Bezos (Amazon).
| Por

¿Carrera espacial entre empresas de Internet? Space X, la ‘startup’ de lanzamiento de cohetes y vuelos espaciales que lidera Elon Musk, que acaba de cerrar una ronda de inversión de 1.000 millones de dólares, que valora la compañía en unos 10.000 millones. Entre los nuevos socios de la ‘startup’ de cohetes destaca el buscador Google y de la gestora de fondos Fidelity Investments, que tendrán una participación conjunta inferior al 10% en la compañía, según confirmó la empresa.

  • Además de los dos nuevos inquilinos, en el accionariado de SpaceX habitan fondos como DFJ (Draper Fisher Juvertson), Founders Fund, Capricorn Capital o Value Equity Partners, que han ido sufragando las necesidades de capital de esta empresa, que ya trabaja para la NASA y distintas agencias del Gobierno de EEUU.

Musk es el tecnológo ‘loco’ estrella de Silicon Valley, como impulsor de los proyectos más innovadores como lo fue Paypal en 1999 (que vendió en 2002 a eBay), el fabricante de coches Tesla Motors (cotizado en bolsa) o Hyperloop, el proyecto de transporte terrestre ultrarrápido a través de túneles magnéticos y minitrenes.

  • Space X es la compañía de referencia en el envío de satélites comerciales al espacio. Con Space X ha conseguido convertirse en ‘partner’ de la NASA para el envío de suministros a la Estación Espacial Internacional. El pasado octubre, SpaceX se llevó un contrato de 6.800 millones de dólares del Gobierno de EEUU junto al gigante Boeing.
  • El proceso fue muy criticado por sus competidores, como Blue Origin (impulsado y financiado por Jeff Bezos de Amazon), que considera que su propuesta para actuar de ‘taxi’ para la NASA es más eficiente, segura y económica que la presentada por SpaceX. Ahora Bezos volverá a tener enfrente a Google, pero esta vez en el espacio.

El precedente del Wifi espacial: Lightsquared

Si bien se desconocen los planes de Google tras convertirse en socio de SpaceX, la prensa especula con que busca crear una red de telecomunicaciones vía satélite. Pero el buscador ya tiene otro proyecto en marcha bajo la estratosfera para llevar Internet a cualquier parte del mundo mediante drones y globos aerostáticos. El Wifi satelital masivo puede considerarse como una inversión de alto riesgo, tanto como salir al espacio y volver. Ese mismo objetivo llevó a casi a la ruina a una de las mayores fortunas de EEUU en el pasado reciente.

  • En 2012, Philip Falcone, gestor estrella de ‘hedge funds’ durante la crisis ‘subprime’ y accionista de referencia del New York Times durante años, tuvo que dar carpetazo al proyecto Lightsquared después de haber comprometido inversiones próximas a los 10.000 millones de dólares para crear una red de telecomunicaciones que extendiese la cobertura y capacidades del Internet móvil.
  • En su visión, sin embargo, se encontró con la oposición del regulador FCC (autoridad de telecomunicaciones en EEUU) y de la industria aérea, recelosa de los efectos para los sistemas de control aéreo de una red de ese tipo. Los informes de unos y de otros sobre el potencial peligro que supondría esa señal continua acabó por matar aquel proyecto que hoy parece cobrar nueva vida con los planes que tiene Google a través de Space X.
BBVA, ¿con A de Andreessen? El banco invierte en Coinbase, la referencia del Bitcoin
De la CIA al rastreo de Bin Laden y Madoff: la tecnológica Palantir vale $15.000 millones