La familia Böel (Sofina) invierte 25 millones de euros en Privalia, que amplía capital para reforzar su balance

La familia Böel (Sofina) invierte 25 millones de euros en Privalia, que amplía capital para reforzar su balance
| Por
José Manuel Villanueva y Lucas Carné. (Privalia.com)

Cuando el río suena, agua lleva. Había ruido financiero sobre Privalia y, finalmente, se ha cerrado la operación. No es una venta, como avanzó el fundador de Vente-Privee en una entrevista reciente, sino la entrada de un nuevo y poderoso accionista en la compañía de moda online. Se llama Sofina y pertenece a una de las familias más adineradas de Bélgica.

Privalia ha cerrado una nueva ronda de inversión de 25 millones de euros por  Sofina, el hólding de inversión de la multimillonaria familia Böel, que tiene participaciones en multinacionales francesas como Gaz de France o Danone. Sofina es un grupo cotizado en la Bolsa de Bruselas y vale en bolsa unos 2.500 millones de euros. Los Böel, cuya fortuna se construyó en torno a la industria del acero (Arbed y Usinox, hoy Arcelor), controlan cerca del 60% del grupo.

“No hay salida de accionistas”, según confirman fuentes de Privalia, que han declinado realizar comentarios a Hemerotek sobre el porcentaje que tendrá en la empresa. Fuentes del hólding Sofina también han evitado cifrar su presencia en el accionariado de Privalia. “Tradicionalmente no comentamos nuestras sus inversiones”, dijo un portavoz.

Vente-privee destapó la operación

La semana pasada, Privalia desmintió la versión del fundador de Vente-privee, Jacques Antoine Granjon, que aseguraba en una entrevista con Emprendedores que la empresa española estaba a la venta y que los bancos que dirigían le había ofrecido comprarla. 

Privalia es un proyecto impulsado por Lucas Carné y José Manuel Villanueva, que se ha convertido en una referencia para el sector del comercio electrónico en España y en el extranjero. Sofina compartirá propiedad en Privalia junto algunos de los fondos tecnológicos más importantes como Index Ventures, Insight Ventures, Highland Capital o los españoles Nauta Capital y Caixa Capital Risc. En sus inicios, la startup estuvo impulsada varios business angels.

Reforzar el balance por crecimiento y pérdidas

El objetivo oficial del nuevo capital es reforzar el balance de la empresa. “Privalia refuerza su estructura financiera para ampliar su liderazgo y seguir invirtiendo en crecimiento, especialmente en los mercados latinoamericanos de México (más de 3 dígitos en 2012), y de Brasil, el principal mercado de la empresa por volumen de ventas”, explica la compañía.

Privalia se ha convertido en uno de los grandes proyectos europeos de comercio electrónico y su facturación anual asciende a 422 millones de euros, según datos de 2012 anunciados en febrero por la empresa.

Sin embargo, la expansión internacional, el crecimiento de su negocio (+32% en 2012) y las operaciones corporativas (compra de Dress for Less en 2011 por 200 millones de euros) han dejado en la cuneta la rentabilidad y le han llevado a pérdidas. Según la empresa, en el primer trimestre del año, Privalia tuvo ebitda (resultado antes de intereses, amortizaciones y depreciaciones) positivo.

Amazon lanza su propia moneda virtual
Calienta motores la salida a bolsa: Twitter vale (oficialmente) casi $10.000 millones