La ‘española’ Alienvault levanta $26 millones de inversión de Trident, KPCB, Adara Ventures y un fondo accionista de Alibaba

La ‘española’ Alienvault levanta $26 millones de inversión de Trident, KPCB, Adara Ventures y un fondo accionista de Alibaba
Julio Casal, cofundador de Alienvault. (Hemerotek/IBL)
| Por

Es una de tantas empresas de tecnología extranjeras atraídas por la fuerza de la gravedad de Silicon Valley. Alienvault, una ‘startup’ de EEUU y con raíces en España, ha cerrado una ronda de financiación entre fondos de ‘venture capital’ de 26 millones de dólares, que se unen a los 22 millones captados en 2012, los 8 millones que levantó en 2011 y otros 4 millones en 2010. La compañía prosigue su expansión internacional tras triunfar en EEUU con su solución de seguridad de sistemas para empresas.

En total, la compañía ha conseguido más de 60 millones de dólares de capital en tres años, procedente media docena de fondos especialistas en tecnología. En la última ronda ha entrado GGV Capital, un fondo especializado en tecnológicas con presencia entre EEUU y China, que cuenta entre sus participadas con empresas como el gigante chino Alibaba, la radio online Pandora o la empresa de pagos móviles Square de Jack Dorsey.

Junto a GGV han acompañado en la ronda de 26 millones a los inversores actuales como Trident Capital -cuyo presidente Alberto Yépez lo es también de Alienvault-; junto a Kleiner, Perkings, Caufielf & Byers (Mary Meeker) o Adara Ventures (Alberto Gómez), coinversor en la primera ronda (2010) junto al fondo público Neotec (CDTI) dependiente del Ministerio de Economía.  Sus fundadores son el español Julio Casal y el francés Dominique Karg.

Relacionado: Ciberseguridad, el sector de moda en 2013

Oficinas en Madrid y Granada

Este proyecto, surgido del ‘software libre’ y dirigido a la seguridad de sistemas en las empresas, continúa consumiendo capital para financiar su expansión y su potencial salida a bolsa. Todos los fondos accionistas cuentan con numerosas operaciones de venta o salida a bolsa de tecnológicas. Alienvault camina por ese sendero desde hace tres años cuando comenzó a incorporar fondos de ‘venture capital’ a su accionariado y trasladó sus oficinas a Silicon Valley. Todavía mantiene unos 50 empleados entre Granada y Madrid, según explicó Casal antes de verano en un vídeo promocional de ‘startups’ españolas.

En el éxito de Alienvault llueve sobre mojado. Sus fundadores ya tienen la experiencia de montar una empresa y venderla. Según explica Gananzia, Casal y Karg lo hicieron con IP6 Seguridad, que en 2004 fue adquirida por IT Deusto (hoy Oesía). Estos dos ingenieros estuvieron trabajando en un proyecto colaborativo de software libre (Open Source Infraestructure for Security Monitoring – OSSIM) los tres años siguientes, que después ha evolucionado hasta convertirse en una solución de seguridad usan empresas en todo el mundo.

¡Wow! La broma del iPhone 'low cost' le cuesta a Apple $30.000 millones de valor en bolsa
OPV: Twitter anuncia (en un tuit) su salida a bolsa, la mayor de Internet desde Facebook