La (pequeña) industria del videojuego en España facturó €300 millones en 2013; el Gobierno promete acelerarla con ayudas

La (pequeña) industria del videojuego en España facturó €300 millones en 2013; el Gobierno promete acelerarla con ayudas
Número de empleos creados, facturación estimada y locación regional en % de las empresas del videjuego en España. (DEV.org)
| Por

Puede ser algo grande, pero de momento es un sector pequeño. Demasiado. La industria del videojuego en España facturó en 2013 apenas 300 millones de euros, según los datos del informe ‘Libro blanco del videojuego‘ presentado ayer en Madrid por la patronal DEV y contó con la presencia del secretario de Estado de Telecomunicaciones, Víctor Calvo, y el copresidente de Grupo Zed y fundador de Pyro Studios, Ignacio Pérez-Dolset.

El representante del Gobierno anunció ayudas públicas por valor de 35 millones de euros, así como mayores ventajas fiscales que reclaman para la constitución e inversión de ‘startups’, según informa Cincodías. La mitad del sector reconoce haber recibido ya ayudas públicas de algún tipo. El objetivo es impulsar su crecimiento y atraer inversión exterior, que actualmente mueve “cifras ridículas”, según Dolset. Y tiene razón. Sólo supone el 3% del total del dinero invertido en un sector que busca repetir casos aislados como Omnidrone.

Pese a que el número de empresas se ha triplicado desde 2010 (hasta 330), con 2.600 empleos directos y se prevé duplicar la facturación (700 millones), según las estimaciones de DEV, el sector es pequeño en relación al contexto de lo que está sucediendo más allá de la península. Finlandia ya mueve más de 800 millones anuales, según su patronal.

El negocio de los videojuegos crece a ritmo vertiginoso en todo el mundo. La facturación mundial de toda la industria se movió entre 55.000 y 60.000 millones de dólares en 2012, según estimaciones de consultoras como PWC, IDG o Gartner. En 2013 la cifra se elevará a 70.000 millones. De acuerdo a esos números, España sólo supone el 0,4% del pastel mundial del videojuego que, pese a crecer, lo hace más despacio.

Barcelona se ha convertido la base de buena parte de las empresas que se dedican a crear y vender juegos en España, con exponentes como SocialPointAkamon o la británica King, que tiene estudio allí. Madrid y Cataluña agrupan al 56% de las 330 empresas, de las que sólo 12 tienen más de 50 empleados. Sólo una comunidad, Navarra, no tiene ninguna empresa.

Relacionado: Las cifras del boom  del videojuego en Finlandia

El auge de la distribución digital a través de móviles y tabletas es la gran tendencia de fondo en el sector, que ha visto dinamitado el ‘status quo’ del negocio basado en caras versiones en disco para consolas como PlayStation, Xbox o Wii. Las apps y las compras en línea lo han cambiado todo.

De hecho, el estudio destaca el 78% de la facturación del sector procede de la distribución online y solo el 22% de la venta en soporte físico. Empresas europeas de reciente creación como Rovio (Angry Birds) o Supercell (Clash of Clans) se han convertido en los nuevos líderes mundiales por número de jugadores (clientes).

 

Vicente Varó toma las riendas de Unience, la mayor red social española de inversores
Tecnología 'vestible': la española Nuubo atrae al gran capital para su 'camiseta cardiológica'