Iluminando las sombras de Facephi, un software de reconocimiento de caras que cotiza en el MAB

Iluminando las sombras de Facephi, un software de reconocimiento de caras que cotiza en el MAB
Salvador Martí y Javier Mira (delante, a la izquierda), en el debut de Facephi (MAB).
| Por

No tiene clientes, ni tampoco patentes, ni apenas facturación, pero cotiza en bolsa (MAB) y ha conseguido una notoriedad que difícilmente habría logrado de no haber dado su salto bursátil. Es Facephi Biometría, una ‘startup’ valenciana fundada en 2012 por Salvador Martí Varó (presidente), codirigida por Javier Mira Miró (consejero delegado) y Juan Sáinz de los Terreros (director financiero), entre otros. Salió a cotizar el 2 de julio, en plena tormenta por el informe de Gotham sobre Gowex y duplicó su precio de salida (+110%). Pasó de una valoración bursátil de 12 a 30 millones de euros.

Aparentemente esquivó la tormenta de Gowex. Hasta hoy. El poso que ha dejado el caso de fraude de la empresa Wifi ha despertado el foco mediático sobre el MAB, convirtiendo el “prestigio y notoriedad” que buscaba Facephi en sombras, como señala este domingo el diario El País. El rotativo recuerda que la empresa obtuvo 8.600 euros en ingresos en 2013 perdió 264.000 euros y vale en bolsa 21 millones. Y no tiene clientes, aunque los está buscando y prevé alcanzar una facturación de 500.000 euros este año, según su previsión. No obstante, como ya han demostrado otras cotizadas del MAB, estas previsiones se convierten en papel mojado.

“FacePhi, a día de hoy (15 julio), no tiene ningún contrato firmado. Pero tiene 23 propuestas económicas que esperamos se empiecen a materializar en este segundo semestre”, explicó un portavoz de Facephi en respuesta HEMEROTEK el pasado 15 de julio. Esa información -la ausencia de clientes en firme- ya esta recogida en el folleto enviado al MAB previo a su salida a bolsa. La situación no es una excepción en el MAB, mercado altenativo bursátil al que acuden ‘pymes’ en busca de financiación y sin productos maduros, aunque esta es la primera que no tiene apenas cifra de negocio. El País recoge respuestas de algunos de los potenciales clientes de la empresa dirigida por Martí, algunos de los cuales (como el peruano Interbank), sin embargo, no han respondido en estos días a HEMEROTEK.

¿Qué es y quién está detrás de Facephi?

El único producto de la empresa es un software de reconocimiento facial (FaceRecognition) que está en fase de comercialización, pero no tiene clientes, aunque sí asegura estar en posición de tenerlos a corto plazo. Una serie de artículos publicado en la red social Unience por Arturop analiza al detalle los débiles cimientos de su modelo de negocio, la amplia presencia de empresas competidoras, así cómo la no mención de clientes y la activación de 120.000 euros en gastos de viajes o de inversión en i+d en una fase tan temprana. Facephi, que tiene como asesor registrado a Ernst & Young, ha anunciado que sustituirá su auditor (Moragás Auditores SL) por Pwc.

Según Facephi, su punto diferencial está en su solución ‘low cost’ y en el algoritmo propio con el que funciona el software, “aunque los algoritmos matemáticos no se pueden patentar. Aún así, FacePhi es Propietario Original del Software FaceRecognition“, explicaron desde la empresa a este diario. Facephi es en realidad la heredera de F7Corp, una empresa creada en 2006 y que desde 2009 lleva anunciando clientes como la CAM o el Empire State Buidling.

Pero esa empresa “cesó su actividad y traspasó a FacePhi todos los derechos que tenía F7 (…) El motivo principal del cambio de F7 a FacePhi era que F7 tenia un pasivo muy grande debido a los prácticamente 7 años de I+D, el cambiar a FacePhi, y adquirir toda la tecnología facilitó la entrada de nuevos accionistas. Los accionistas son los mismos“, añaden desde la empresa. Según la información registrada en el MAB, los principales accionistas actuales de Facephi son Martí Varó, con una participación del 23,8%; Mira Miró (8,4%), José Cristóbal Callado Solana (9,78%), Juan Alfonso Ortiz Company (9,1%) y un 43% en manos de accionistas minoritarios no idenficados, según consta en el folleto del MAB. Entre los cinco citados han vendido ya el 5% del capital de la empresa por importe conjunto que ronda el millón de euros.

El comprador fue en ambos casos (4 y 11 de julio) la propia empresa con cargo a su autocartera para dotar a su creador de mercado (Inversis Banco) de acciones, debido a su obligación de facilitar liquidez (acciones) a dicho bróker. “Además, existen en cartera operaciones corporativas de adquisiciones a corto plazo que pretendemos pagar parte en acciones de autocartera. Incluso, los directivos tuvieron que vender acciones (a través de autocartera) para poder atender la demanda el día de salida ya que fue extraordinaria. Esta venta forma parte de las obligaciones del equipo directivo frente al mercado“, señala la respuesta oficial de Facephi sobre esa cuestión.

Listing

Facephi salió a bolsa mediante la fórmula de ‘listing’, que consiste en el inicio de cotización directa sin proceso de venta previa (OPV u OPS) y sin apenas venta de títulos. Precisamente, son sus antiguos accionistas los que dan liquidez al valor mediante la venta de títulos, que pasan a la autocartera de la compañía y son gestionados por un bróker, en este caso, Inversis Banco. No obstante, hay un ‘lock up’ (prohibición de venta del núcleo accionarial) que se extiende al 85% de las acciones de la empresa. Los restantes pueden vender sus acciones sin problema. Ahora bien, si lo hacen, la presión sobre el valor (con escaso free float) puede estrangular su contratación y desplomar su precio, como explica Gananzia.

Según consta también en el folleto, Facephi realizó una ampliación de capital por valor de 1,2 millones antes de salir a cotizar y ha reorganizado desde 2012 su accionariado con compraventas continúas entre los 7 socios fundadores de la sociedad Facephi, entre los que se encuentran Jorge Company Barber -que tenía un 90%-, Javier Barrachina Giménez, José Carlos Martínez Burgui, Juan Miguel Sánchez Torrecillas, Alejandro González Galiana, Jorge Sanz Estrada y Vicente Terol San Román. Del anterior proyecto tampoco sigue José María Choclán, que fuera consejero delegado de F7.

 

Amazon entra en pérdidas para acelerar sus ventas; invierte todo lo que puede en logística y su Firephone
Zillow compra Trulia: los 'fotocasa' e 'idealista' de EEUU crean un gigante del clasificado inmobiliario