Gowexgate: claves que hicieron creíble la historia financiera (falsa) de la mayor tecnológica española

Gowexgate: claves que hicieron creíble la historia financiera (falsa) de la mayor tecnológica española
Jenaro García, junto a los resultados falsos Gowex. (Hemerotek)
| Por

El Gowexgate acaba de comenzar. La que era la mayor tecnológica española por valor en bolsa se ha convertido en un escándalo financiero al nivel de los sucedidos en los últimos años con los sellos de Afinsa-Fórum, las preferentes de las cajas de ahorro, la OPV de Bankia, las cuotas de Caja Mediterraneo (CAM) o las inmobiliarias como Martinsa-Fadesa.

Durante años –según admitió Gowex este domingo y su fundador, Jenaro García-, la empresa mintió sistemáticamente en sus cuentas financieras -auditadas- tanto a los reguladores bursátiles (BME, Euronext Nyse, SEC-ADR…) como a la Administración o la prensa, que sí ha preguntado recurrentemente por su modelo de negocio. La mayoría de contratos y clientes eran reales. Existen. Las cifras financieras que luego publicaba, irreales.

Como es habitual en España, a toro pasado, es un país de listos. Son muchos los que lo sabían -o eso dicen-. Hoy hay más de 5.000 accionistas afectados. Pero lo que antes eran rumores y “algo turbio tiene que tener” ahora son certezas de calibre tanque. Gowex publicó hasta 8 informes semestrales como cotizada en el MAB y ninguno se cuestionó, hasta que llegó el informe anónimo de Gotham City Research, radicada en Delaware y dedicada a realizar este tipo de operativas agresivas.

 

Claves de una credibilidad difícil de desmontar

 

1. Sistema opaco de ingresos.  Bajo un modelo de concesión y explotación de proyecto Wifi, Gowex tiene más de 20 empresas filiales repartidas por la geografía española que explotan el Wifi gratis mano a mano con los ayuntamientos locales. Desde Burgos (la zona cero, su primer contrato) a Madrid, pasando por Asturias. Gowex replicó ese modelo con 90 ciudades por todo el mundo. (El diario Expansión explica este funcionamiento)

En el pasado MWC de Barcelona de febrero, por ejemplo, el fundador de Gowex fue cuestionado por sus fuentes de ingresos en una de las conferencias ante representantes de operadoras y, posteriormente, por este mismo diario. García insistió en cómo funciona su modelo. Como cotizada puede hacer uso del carácter confidencial de las cifras de sus contratos, ya que de lo contrario tiene que emitir un hecho relevante (comunicado) para ponerlo en conocimiento del mercado. Práctica habitual de las empresas escudarse en NDAs (acuerdos de confidencialidad) para no revelar datos y clientes a su competencia.

Relacionado ¿Qué es Gowex?

– Padrinos VIP. Uno de los conocidos impulsores de Gowex en sus inicios, que ocupó el cargo de vicepresidente en la empresa antes de su salida a bolsa fue Eduardo Bendala, actual director general en Banco Santander y ex dircom en Unedisa (Recoletos), así como capo y ex asesor en diversas organizaciones del sector editorial (Gedeprensa, Cedro…). El rastro de su vinculación a Gowex parece haberse ganado el derecho al olvido en Google. También casi lo ha hecho Ernst & Young, asesor registrado de su salida a bolsa; Beka Finance, herededo de Caja Madrid Bolsa y GVC Gaesco -el bróker de Hortalá, el presidente de Borsa de Barcelona- que daba liquidez al valor y controlaba la negociación; y firmas de inversión como JB Capital (Javier Botín) seguían su acción. Bolsas y Mercados (BME) ejercía de regulador como dueño del Mercado Alternativo (MAB)

– Gowex, ¿el vecino de la CNMV? En 2012, Gowex ocupó uno de los pocos stands del pabellón de España en el MWC. Por allí desfilaron la plana mayor de autoridades del Gobierno o Generalitat. Recientemente, el propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, entregaba el premio Start-ex a la mejor empresa exportadora. La propia Comisión Europea ha premiado el proyecto.

El mismo día que el informe de Gotham dinamitó la cotización, la alcaldesa más poderosa de España, Ana Botella, y uno de los principales socios del Wifi gratis en la capital madrileña, visitaba casualmente las oficinas de Gowex, situadas en Paseo Castellana 21, a pocos metros de la sede -hasta 2012- de la CNMV que ocupa el número 19. Puerta con puerta. Quizá si no se hubieran mudado hoy el titular sería grandioso. Como diría Sun Tzu, mantén a tus amigos cerca, pero a tus enemigos aún más.

5. Prensa. Entrevistas, encuentros digitales… Jenaro se paseó por las redacciones de medio Madrid. Ni los grandes medios allí con centenares decenas de periodistas y colaboradores vieron nada. Tampoco los pequeños como este HEMEROTEK. No hemos sido capaces de detectar que las cuentas de Gowex eran un fraude en parte o en su totalidad. Eso no quiere decir que no se hayan hecho las preguntas, se hicieron y se obtuvieron respuestas, algunas de ellas cuestionables, pero irrefutables por el rango de la fuente (el propio CEO de la empresa) y la ausencia de fuentes alternativas que diesen la cara para decir lo contrario. Efectivamente, nadie hizo la pregunta clave: ¿las cuentas son falsas?

6. ¿Burbuja? “Gowex no es una burbuja: crecemos al 60% igual que Facebook y eso justifica nuestra valoración (…) No me preocupan las posiciones bajistas, estoy tranquilo con ello porque tarde o temprano tendrá que recomprar esas acciones”, dijo García a este diario en distintos momentos durante el último año, como en la feria MWC de febrero a preguntas relativas a la valoración de Gowex -por entonces más de 1.000 millones de euros- o la entrada de Valiant Capital, un conocido ‘hedge fund’ bajista. Y tenía razón en ambas respuestas.

Empresas como Twitter o Facebook presentan (proporcionalmente) ratios de valoración más elevados con crecimientos de resultados similares. Sobre lo segundo: un inversor bajista siempre tiene que recomprar las acciones después de haberlas vendido para poder realizar su plusvalía (o minusvalía). Como al inversor alcista, le puede salir bien o mal. Tener un bajista en el accionariado de una empresa no es indicativo de que sea un fraude, sino de que su acción puede bajar. Nada más.

 

La gran mentira: Jenaro García sale corriendo de Gowex y admite que las cuentas son falsas
Funeral para Bodaclick: la 'puntocom' del MAB anuncia su liquidación