Google patrocina a la prensa europea (€150 millones) en plena batalla con Bruselas

Google patrocina a la prensa europea (€150 millones) en plena batalla con Bruselas

Nuevos proyectos para viejas empresas. Google, el buscador de Internet, no ha tardado ni dos semanas en responder a la apertura del proceso antimonopolio de Bruselas, que amenaza con multas de hasta 6.000 millones de euros por posibles prácticas contra la competencia en el sector de búsquedas y su control Android, el sistema operativo para móviles dominante. Hay, por tanto, muchísimo dinero en juego para la tecnológica estadounidense.

La estrategia de Google ha sido silenciosa, pero rápida y certera en estas últimas semanas: poner de su lado a las empresas que editan los principales diarios europeos. Para ello no ha dudado en dorar la píldora a cuantos editores de prensa han pasado por delante. Es la versión común entre algunos de ellos. Google ha ofrecido su lado más colaboracionista y tendido puentes desde el pasado otoño. Fue entonces cuando la comisaria Margrethe Vestager relevó a Joaquín Almunia al frente de la comisaría de Competencia y aceleró el proceso contra el buscador.

El algoritmo secreto de Bruselas

Con la prensa de su lado, Google busca alterar el particular ‘algoritmo’ de los funcionarios de Bruselas, que se basa en la opinión pública y el lobby.  Su objetivo es convertir en aliado al enemigo con el que llevan batallando en Alemania, Francia, Bélgica o España desde hace años a cambio de un módico precio.

Es lo que reclamaban los editores: que Google pagase. Lo hará de manera indirecta. Para ello ha fundado Digital News Initiative (DNI), que estará dirigida por los editores y dotada con 150 millones de euros hasta 2018 para financiar proyectos de noticias digitales y programas de formación para periodistas.

El nuevo ‘lobby’ de prensa estará formado por algunos de los dueños de los diarios más críticos con el buscador (hasta ahora) y también de mayor influencia en Bruselas. Cada uno ha puesto el suyo. La británica Pearson aporta Financial Times (FT), uno de los diarios hostiles a los intereses del buscador, que ha apadrinado el anuncio en un evento propio celebrado este martes en Londres. El buscador mantiene una guerra particular con News Corp y Rupert Murdoch, a la sazón dueño de ‘The Wall Street Journal’, el diario económico más leído.

El grupo de lujo francés Louis Vuitton-LVMH (Les Echos), el multimillonario italiano John Elkann, de Fiat (La Stampa). También son fundadores el holandés NRC Handelsblad, el británico The Guardian y el alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung, bajo el control de las fundaciones FAZ y Scott Trust, así como Prisa, editor de ElPaís, cuyo accionariado está controlado por Telefónica, Santander, La Caixa y HSBC.

La reacción en España

En España, además, Google ha llegado a un acuerdo con Unidad Editorial (El Mundo, Expansión, Marca), Vocento (ABC, El Correo, Las Provincias…), Grupo Godó (La Vanguardia), Grupo 20minutos (propiedad de la noruega Schibsted) y Titania Compañía Editorial (El Confidencial). La alianza del buscador con parte de la prensa ha provocado no pocas críticas y recelos en el resto de medios digitales por la falta de transparencia en el proceso y la “deslealtad” entre algunos de los medios que se han sumado al pacto con Google.

//platform.twitter.com/widgets.js

//platform.twitter.com/widgets.js

Es el caso de la Coalición Prointernet, una suerte de asociación de la que formaba parte 20minutos hasta ayer y que se oponía a la patronal de los editores de diarios en papel AEDE en sus planes por hacer pagar a Google y otros agregadores de noticias como Menéame. Los miembros de AEDE (Prisa, Vocento, Unidad Editorial…) son los principales impulsores del canon (LPI) que lleva su nombre y que obligó a Google a cerrar su agregador de noticias en España a mediados de diciembre.

 

Chapuza, no información privilegiada: Nasdaq entona el 'mea culpa' en la filtración de resultados de Twitter
Tal día como hoy, en 2004... Mark Zuckerberg cuenta su proyecto en televisión