Google liquida los ‘viejos’ Nexus 4 (de LG) a precio de derribo ante la botadura de su buque insignia: el Moto X de Motorola

Google liquida los ‘viejos’ Nexus 4 (de LG) a precio de derribo ante la botadura de su buque insignia: el Moto X de Motorola
| Por

Google ha puesto precio de derribo a los ‘viejos’ Nexus 4, el terminal desarrollado conjuntamente con el fabricante surcoreano LG y que fue lanzado al mercado hace casi un año, una eternidad en tiempo tecnológico. El buscador ha rebajado de 299 a 199 dólares su precio para liquidar las existencias y centrarse en la llegada al mercado de ‘su’ Moto X, fabricado por ‘su’ filial Motorola. Es su prioridad.

La decisión de Google responde también a la necesidad de liquidar el inventario de su alianza con LG, cuyos resultados todavía están por oficializarse -ni Google, ni LG han difundido cifras oficiales-, aunque en el sector se estima no han tenido el resultado esperado pese a que es el terminal más barato del mercado en su categoría.

Pese a colgar el cartel de agotado -varias veces- en la tienda Google Play, la realidad es que la compañía que dirige Larry Page ha vendido menos de 5 millones de unidades del Nexus 4 en los tres trimestres completos que lleva a la venta, un rendimiento inferior no sólo a los iPhone o Galaxy, sino también a los Nokia Lumia con Windows o, incluso, la línea BB10 de Blackberry.

Google compró Motorola en el verano de 2011 y durante un año se dedicó a reestructurar la compañía, en forma de cierre de filiales en el extranjero y miles de despidos en la plantilla. Puso al frente de la compañía a Dennis Woodside Paralelamente desarrolló un programa de fabricación de teléfonos y tabletas junto a Asus, LG y Samsung, con los que ha sacado los Nexus en este tiempo.

El primer teléfono nacionalista

Pero la hora de Motorola ha llegado. Se trata de un terminal con características superiores a Nexus en cuanto a batería, cámara, procesador, etc. Pero lo más importante es que es 100% Google en términos de cuenta de resultados. Y ahí radica, lógicamente, el interés del buscador en respaldar al máximo a su filial, la mayor adquisición de su historia (12.500 millones de dólares).

El coste de fabricación de Moto X ronda los 221 dólares y sale a la venta por 199 dólares en EEUU con contrato y permanencia de dos con la operadora AT&T. Otro de los puntos de peso del terminal es que, aunque con componentes producidos en Asia, está ensamblado en EEUU y fue aprovechado por Google para lanzar una campaña de publicidad el pasado 4 de julio, Día de la Independencia allí, para apelar al nacionalismo estadounidense y convertirlo en un móvil patriota frente al resto de terminales, incluso el iPhone de Apple, que están producidos en China.

Blackberry libera su app de mensajería BBM para asaltar Android e iOS
El mapa definitivo para los emprendedores e inversores de 'startups' en España