Golpe de Reino Unido al entramado fiscal en Europa de Amazon, Google, Facebook, Microsoft o Apple

Golpe de Reino Unido al entramado fiscal en Europa de Amazon, Google, Facebook, Microsoft o Apple
| Por

Es el primer país que se atreve a poner coto a las “agresivas prácticas fiscales” de las grandes tecnológicas de EEUU en Europa. Reino Unido impondrá un impuesto especial del 25% sobre los beneficios estimados en el país de gigantes como Amazon, Apple, Google, Facebook o Microsoft, entre otras. La medida pretende medir el negocio real británico de estas empresas, evitar el desvío de fondos y fiscalizar acorde con ello.

  • Se trata de una tasa creada para evitar los desvíos de ingresos y beneficios que realizan estas empresas a sus filiales en países con menor fiscalidad como Irlanda, Holanda o Luxemburgo, donde agrupan su facturación y beneficios, mientras que convierten a la filial en Reino Unido en una mera oficina comercial de representación y márketing, que presta servicios a las empresas, pero no contabilizan la totalidad de las ventas.
  • Según las estimaciones del ministro de Hacienda, George Osborne, esta medida -que se implantará en abril de 2015- permitirá recaudar 25 millones de libres en 2015 y hasta 1.200 millones en 2019. No tiene, por tanto, un gran impacto recaudatorio a corto plazo, pero sí marca un punto de inflexión que será imitado por otros países europeos. La nueva tasa tiene el objetivo de medir la actividad económica real de estas empresas en Reino Unido. En 2013, por ejemplo, Google pagó 20 millones por impuesto de sociedades en Reino Unido, pese a gozar de amplios márgenes de negocio y atesorar un volumen de 5.600 millones, según The Guardian.
  • También hay compañías que no pertenecen al mundo tecnológico afectadas por la reforma fiscal. Es el caso de Starbucks, la cadena estadounidense de cafeterías, o los bancos. Otra de las medidas fiscales estrella anunciadas por Osborne es la limitación del uso de créditos fiscales por parte de los bancos. Osborne ha señalado que es “inaceptable” que haya entidades financieras que estén sin pagar impuestos sobre beneficios durante 15 o 20 años.

El mismo caso que en España

  • El caso en España es el mismo que el británico. Las tecnológicas apenas contabilizan en sus cuentas una fracción de su volumen de negocio real fuera de EEUU y reorientan sus ingresos a sus filiales fiscalmente más ligeras en Irlanda (caso de Google, Facebook o Apple), Luxemburgo (Amazon, Apple, Microsoft) y Holanda (Yahoo, Microsoft).
  • Los casos más claros son los de Google o Apple, que en España vende por valor de cientos de millones de euros, pero en sus cuentas sólo refleja las actividades de sus tiendas físicas o sus costes de márketing. Google, con una cuota de mercado mayoritaria en la publicidad ‘online’, ha declarado pérdidas durante siete de los nueve años que tiene filial en España, pese a que sus costes son menores que en Irlanda y allí obtiene amplios márgenes.

Relacionado:

Santander, Telefónica y Mastercard compran el 9% de Monitise, desarrollador de Yaap
BBVA compra Madiva, 'startup' que acelera la tasación de inmuebles