Galaxy Gear: Samsung adelanta la llegada de su ‘teléfono de muñeca’ al 4 de septiembre

Galaxy Gear: Samsung adelanta la llegada de su ‘teléfono de muñeca’ al 4 de septiembre
| Por
Oh-Hyun Kwon, CEO de Samsung.

Es uno de los dispositivos más esperados del 2013, con el que emular a Michael Knight y su famoso ‘Kitt ven a recogerme‘ Samsung presentará el próximo 4 de septiembre el Galaxy Gear, su reloj inteligente, un smartphone de muñeca que promete revolucionar la manera en que usamos y, sobre todo, llevamos el teléfono móvil. Es parte de la revolución de la ‘tecnología vestible’. 

El gigante coreano se adelanta al lanzamiento de los próximos productos de Apple, entre los que puede encontrarse también el iWatch, además de las nuevas versiones de iPhone, iPod, Mac o iPad. El evento en el que verá la luz Gear tendrá lugar días antes de la feria de la electrónica de consumo de Berlín (IFA) y, posiblemente, en el mismo formato que la presentación del Samsung Galaxy S4 durante la pasada primavera.

Pantalla flexible

Samsung tiene la capacidad para adelantarse y liderar el mercado en esta nueva categoría de producto, puesto que no sólo diseña como Apple, sino que tiene toda una industria vertical bajo el mismo grupo y bandera que fabrica todos los componentes necesarios para la construcción de cualquier smartphone.

 Y en especial uno de ellos: las pantallas flexibles OLED que permitirán enroscarse el dispositivo a la muñeca y disponer de un teléfono en forma de reloj de pulsera con el que hablar y navegar como en un teléfono convencional. La gran diferencia es que se lleva puesto y eso lo cambia todo, tanto en su uso como en los potenciales problemas de “usos y constumbres sociales”, como explica en un post el profesor del IE, Enrique Dans.

Samsung está invirtiendo una buena parte de los 41.000 millones de dólares de su plan plurianual en este tipo de tecnología de pantallas OLED, que le da a priori una ventaja competitiva para ser el primero en golpear de verdad un mercado en el que hay interés y potencial. Así lo han demostrado los pioneros en el mercado de relojes inteligentes, si bien con funciones y pantallas limitadas como Pebble, proyecto de financiación colectiva, o Sony.

El valor añadido con los nuevos productos de Samsung o Apple es el avance en prestaciones, potencia y capacidad del dispositivo, que permitirá disponer de una mayor tamaño de pantalla y conectarse a otros dispositivos como el coche, tablets, teléfonos. En juego hay un nuevo mercado de, al menos, 70.000 millones de dólares, que es el volumen del mercado de los relojes de alta gama.

Orbyt funciona para El Mundo: crece un 10% desde enero, hasta 84.000 suscriptores
La alemana United Internet (1&1) compra la riojana Arsys por 140 millones de euros