Fusión BATS-Direct Edge: la Bolsa ‘robot’ más grande del mundo tendrá su sede en Kansas

Fusión BATS-Direct Edge: la Bolsa ‘robot’ más grande del mundo tendrá su sede en Kansas
| Por
BATS y Direct Edge crean el segundo mayor mercado de EEUU, por delante de Nasdaq.

Operadores de alta frecuencia (HFT). Fondos que replican índices. Hedge funds. Máquinas… Los nuevos reyes de los mercados financieros ya tienen nueva casa y sede en Kansas City. BATS y Direct Edge, dos mercados electrónicos alternativos, se fusionan creando la segunda mayor bolsa de EEUU por volumen de actividad tras Nyse Euronext y por delante de Nasdaq.

Definitivamente, la gran banca de inversión ha redoblado su apuesta por los mercados electrónicos alternativos y los fondos ‘robot’, aquellos que dependen de un software y no de una persona para comprar o vender acciones, futuros o cualquier activo financiero sobre el que se pueda operar. La velocidad lo es todo, y los brókers y traders humanos no tienen demasiado hueco ante las máquinas.

La unión de BATS y Direct Edge dibuja un nuevo proceso de concentración en los mercados financieros en el que las nuevas tecnologías juegan un papel fundamental y ejecutar una orden milisegundos antes que otro inversor supone la diferencia entre ganar o perder un buen puñado de dólares. BATS, por ejemplo, fue fundada en 2005 y cuenta con tan solo 160 empleados, pero domina los principales mercados occidentales.

BATS, originariamente surgida por iniciativa de la tecnológica de Kansas Tradebot, está hoy controlada por los grandes bancos de Wall Street como Bank of America (Merrill Lynch), Deutsche Bank Credit Suisse, JPMorgan o Morgan Stanley. El pasado año compró Chi-X la otra gran plataforma alternativa en Europa, donde tiene una cuota de mercado que supera el 25%.

Relacionado: Misterioso apagón de 3 horas en el Nasdaq

A su vez, Direct Edge tiene en su accionariado a los que faltan. Goldman Sachs o Citadel, uno de los ‘hedge funds’ más grandes del mundo, respaldan a esta plataforma. La operación unirá, por tanto, a las dos principales plataformas bursátiles del mundo en las que operan inversores necesitados de velocidad en la operativa y menos regulación o trabas tecnológicas como en NYSE o Nasdaq.

Precisamente, como antesala de la operación, el pasado viernes se produjo un apagón sin precedentes de hasta tres horas en su rival Nasdaq, el tradicional mercado de los valores tecnológicos con el que compite. La SEC, el supervisor bursátil de EEUU, todavía se encuentra investigando las causas para depurar potenciales responsabilidades y los perjuicios ocasionados.

La última gran fusión en el sector de las Bolsas -entiéndolas como plataformas de negociación- llevó el año pasado al ICE a comprar NYSE Euronext para crear la mayor bolsa de valores del mundo. Este tipo de empresas se alimentan de las comisiones que pagan los inversores al comprar y vender, al tiempo que las propias compañías cotizadas pagan canones por la cotización de sus acciones.

Las grandes firmas de Wall Street, que a su vez suelen ser depositarias o guardianes de acciones de los llamados inversores pasivos (particulares, fondos de inversión o planes de pensiones), han venido usando este tipo de plataformas alternativas -y opacas- durante la última década. Para ello se han respaldado inicialmente de su propia cartera de cotizadas, las ‘acciones dormidas’ (capital cautivo, que no se compra, ni se vende, pero sí se presta) y permite movimientos rápidos, con grandes volúmenes de acciones a los fondos e inversores categorizados como de alta frecuencia (HFT, por sus siglas en inglés).

Telefónica endulza su oferta por E-Plus (KPN Alemania) y Carlos Slim bendice la operación
Linkedin ya vale más en bolsa que Yahoo