Espaldarazo inversor al Blackphone, el teléfono ‘anti-espías’ de origen español

Espaldarazo inversor al Blackphone, el teléfono ‘anti-espías’ de origen español
Rodrigo Silva Ramos, cofundador de Blackphone. (Hemerotek
| Por

Va a ser el lanzamiento del año entre los fabricantes de móviles europeos. Blackphone, el teléfono pro-privacidad y anti-espías desarrollado por SGP Technologies, una empresa suiza participada al 50% por la ‘startup’ española Geeksphone, cuenta con nuevo capital entre sus socios. Silent Circle, el otro 50% del proyecto, acaba de levantar 30 millones de dólares cuando restan unas pocas semanas para el lanzamiento de Blackphone a finales junio.

Y ese es el destino principal y al que irán destinados los nuevos fondos (respaldar la llegada del teléfono ultraseguro), según desde su socio español a HEMEROTEK. Han liderado la reciente ronda de inversión en Silent Circle el fondo de inversión texano Cain Capital y un ilustre entre los empresarios de EEUU.

Se trata de Ross Perot Jr, único heredero de la fortuna del ex candidado a presidente de los EEUU y fundador de Electronic Data Systems (EDS), que vendió a General Motors en 1984 por 2.500 millones. El hijo tampoco se queda corto en galones de negocios. En 2009 superó la cifra de su padre -con permiso de los ajustes por inflación- con la venta de Perot Systems a Dell por cerca de 3.000 millones de dólares.

Perot entrará en el consejo de Silent junto al ex CEO de British Telecom, Peter Bonfield, y el ex directivo de Dell, Anuraj Jain, según un comunicadoLa llegada de este elenco de nombres VIP a una desconocida empresa pone en valor al equipo al frente a Silent. Nombres vinculados a los SEAL del Ejercito de EEUU y también a Silicon Valley como John Callas (CTO), Mike Janke (CEO) o Phil Zimmermann, tres de sus cofundadores más conocidos.

Mitad estadounidense, mitad español… 100% suizo

También Geeksphone, por su parte, ha estado negociando con inversores internacionales “desde hace meses” por las dificultades de hacerlo en España entre los ‘grandes fondos’ de capital riesgo, “que apenas invierten en tecnología y cuentan con menor capacidad de inversión”, según explicaron fuentes del sector a HEMEROTEK. No se obtuvieron comentarios sobre este extremo por parte de la compañía.

El inusitado interés en el teléfono encriptado durante la pasada Mobile World Congress (MWC) de Barcelona ha encendido una oleada de expectativas sobre un ‘gadget’ que pretende devolver al usuario el control de sus datos y de su privacidad, según sus promotores. PrivatOS, un sistema Android tuneado y diseñado por Geeksphone con las soluciones de seguridad de Silent Circle, ha sido su bandera para atraer a los inversores internacionales.

La compañía estadounidense formó a comienzos de año Blackphone, una ‘join venture’ al 50% con sede en Suiza junto a la española Geeksphone, fabricante de móviles cofundado por Javier Agüera y Rodrigo Silva-Ramos. Su evolución en el negocio de fabricar y diseñar terminales les ha llevado a llamar la atención del sector en todo momento.

Al principio con sus primeras terminales basadas en FirefoxOS, desarrollado por la Fundación Modzilla en colaboración con operadoras como Telefónica. Y ahora con un proyecto que no tiene nada que ver y que está enfocado hacia un público preocupado por las amenazas de seguridad y espionaje.

Es el pan de cada día precisamente en ecosistemas como Android (Google), dónde se concentra el robo de datos de los usuarios a través de toda clase de apps. A veces tan inocentes como una linterna o el juego gancho más simplón y adictivo. La despreocupación o indefensión de los usuarios puede cambiar con la llegada de productos como Blackphone, que informan sobre qué datos se comparten y conciencian sobre la importancia de la privacidad.

 

Apuesta por las apps 'made in Spain': Wolder preinstalará en sus móviles a Perpetuall, Spotbros, 24symbols o Sherpa
Una 'startup' bancaria, un comparador de talleres y una plataforma de apps... Los ganadores en el último Seedrocket