“En España me encontré con una cultura que no celebraba el emprendimiento. Había que pedir perdón por tener éxito”

“En España me encontré con una cultura que no celebraba el emprendimiento. Había que pedir perdón por tener éxito”
Martin Varsavsky
| Por

Cofundador de Ya.com  y Jazztel en España, además de múltiples compañías en otros países, Martin Varsavsky visitó recientemente a Bilbao, con motivo del Sherpa Summit y otra conferencia en el Ayuntamiento de Getxo titulada: “Las diferencias entre montar una empresa en EEUU y Europa”. (La intervención completa, en Agirregabiria.net)

(Via Agirregabiria / Youtube)

En el transcurso de la charla, Varsavsky a repasa algunas de las dificultades y ventajas que ha tenido al instalar sus proyectos en España, con algunas reflexiones de interés.

Por ejemplo con Fon, una empresa WiFi participada por Google Ventures o Index Ventures, que surge desde España, pero está triunfando fuera, según el emprendedor e inversor hispanoargentino.

“Yo creía que tener éxito era una buena cosa”

“A mí lo que me dio EEUU es esa sensación de la posibilidad, no de la falta de dificultad, porque tampoco hay que ser un arrogante y pensar que si uno se pone alas, vuela. Pero por lo menos si me sacó de ese determinismo histórico, de ese fatalismo, que si me encontré en algunos sectores en España”, cuenta Varsavsky en el vídeo.

“Yo creía que tener éxito era una gran cosa. Que te vaya superbien era una gran cosa, y que a tus empleados o tu empresa les vaya bien era una gran cosa. En España me encontré con una cultura que no celebraba el emprendimiento, en la que uno tiene que pedir perdón por tener éxito o por que le vaya bien. Y al final que cuando te va bien resulta que también hay obstáculos”.

La psicología del éxito y el fracaso 

Por ejemplo, el emprendedor e inversor cuenta como antes de la venta de Ya.com a Deutsche Telekom repartieron acciones entre unos 30 empleados, que ganaron unos 70 millones de euros. “Fue muy interesante la psicología del éxito entonces. ‘Y ahora que te forraste…, ¿para qué vas a trabajar? ¿O cómo son las cosas?’ Esa misma situación dada en EEUU e, inmediatemente, apenas recibe ese dinero la gente se va y monta una empresa (…) Se crea un ecosistema del éxito, que eso es Silicon Valley. ¿Y cuándo le va mal? Enorme tolerancia al fracaso”.

Según Varsavsky, ese estigma no es sólo de España, sino algo muy europeo: “Saber vivir un fracaso es una parte indispensable de construir una empresa”. En su opinión, empresas como Google o Microsoft son máquinas de generar fracasos, ya que prueban muchos productos, pero realmente ganan dinero con uno o dos ellos, lo que les permite aguantar y seguir probando hasta que  descubren otro gran producto que lo cambia todo, como le ocurrió a Apple con el iPhone.

Forzado a demostrar cosas 

Previamente a la intervención en Getxo, esa misma mañana, Varsavsky había participado en el Sherpa Summit, dónde impartió otra ponencia sobre cómo las dificultades y las amenazas llevan a emprender. En su caso, él recordó como sufrió el exilio de Argentina a EEUU junto a su familia durante la dictadura de Videla y cómo aquella emigración forzada marcó su espíritu emprendedor.

“Fon surge como una de estas ideas locas, una idea hippy, inimaginable hace algunos años. Cuando alguien te dice que no, pero intentas demostrar que no es así, que tiene valor (…)  ¿Por qué Israel es el modelo más exitoso creando startups? Creo que la constante amenaza sobre la población les ha empujado a demostrar y hacer cosas porque tienen esa energía detrás”, dijo Varsavsky durante su otra conferencia en el Palacio Euskalduna.

También hizo referencia a otra de sus inversiones de mayor éxito, adquirida el mes pasado por Yahoo. “¿Por qué invertí en Tumblr? En alguien que ni siquiera había terminado la universidad… ¿Estaba loco? No, lo hice porque vi en David Karp a alguien hambriento de éxito”.

Relacionado: Varsavsky se destapa como inversor inicial en Tumblr 

Apuesta por el HTML5: Ludei (Eneko Knörr) levanta 1,5 millones de dólares de inversión de los fondos Kibo y Vitamina K
Lanta Digital estrena su cartera de 'startups' con Traity; coinvierte junto a Horizon Ventures y Berstelmann (BMDI)