El reloj de Apple marca la hora de entrar en los pagos móviles

El reloj de Apple marca la hora de entrar en los pagos móviles
Tim Cook y Angela Ahrendts, la nueva responsable de tiendas de Apple. (Hemerotek)
| Por

Es el elefante en la habitación. Apple, la mayor tecnológica del mundo, está a punto de intentar poner patas arriba otro sector económico, como ya hizo con la música (iPod-iTunes), la fotografía (iPhone) o el consumo de contenidos digitales (iPad/iPhone). La semana que viene, el gigante estadounidense alumbrará sus novedades.

Alguno de los nuevos iPhone, iPod o iPad puede ver la luz el 9 de septiembre, si bien lo más esperado es que Apple entre en el territorio ‘vestible’ con un reloj inteligente y aporte novedades sobre sus planes en los pagos electrónicos.

Será de lujo, es decir, caro, como todos los productos con el sello de la manzana, y también porque a Apple no le queda otro remedio que entrar en la gama alta después de que Samsung y Sony se hayan hecho con el el sector después de lanzar 3 relojes cada una en el último año y medio.

Las ventas acumuladas de ambas pueden rondar los 300 millones de dólares, con una cuota de mercado del 50%, según estimaciones de analistas. No son las únicas. LG o Motorola han sido las últimas en lanzar sus propuestas para jubilar a los relojes ‘tontos’.

El futuro reloj de Apple tendrá características y funcionalidades muy similares a los de sus competidores. Llamadas, geolocalización; sensores deportivos para medir distancias o el ritmo cardíaco; aplicaciones para el tiempo y, por supuesto, dará la hora. Pero la característica que puede hacerlo diferente estará relacionada al sistema de pago móvil que prepara la compañía.

La adopción de la tecnología NFC permitirá usar el reloj para pagar, así como también el iPhone o iPad. Está en los planes inmediatos de Apple, como señala The Wall Street Journal, aunque matiza que su lanzamiento todavía puede demorarse.

Con cerca de 1.000 millones de usuarios registrados en iTunes, y el mismo número de tarjetas de crédito almacenadas en su sistema, Apple tiene en sus manos la suficiente masa crítica como para revolucionar el pago electrónico a través de dispositivos móviles.

Su base de usuarios es claramente mayor que los apenas 150 millones de clientes usan Paypal, el sistema de pagos electrónicos líder hasta ahora y que pertenece a eBay.

La venta de contenidos a través de iTunes, cuyo tamaño anualizado supone unas ventas de entre 16.000 y 20.000 millones de dólares, coloca a la tecnológica que dirige Cook en una posición privilegiada para que sus usuarios puedan pagar también en comercios del mundo real con sus iPhones o iWatchs.

Apple no será la primera gran tecnológica en introducirse en el pago (y cobro) móvil, ya que Amazon ha dado también pasos en esa dirección desde el pasado mes de agosto. Otro problema más para la banca tradicional, que se enfrenta a la pérdida futura de las comisiones en los flujos comerciales.

Videojuegos en directo, el nuevo 'deporte' televisado de masas
(Encuesta) ¿Quién ganará la carrera del reloj inteligente? ¿Apple, Samsung, Motorola...?