El pequeño gigante del móvil: BQ pulverizará los €100 millones de facturación en 2013

El pequeño gigante del móvil: BQ pulverizará los €100 millones de facturación en 2013
El equipo directivo y fundador de BQ-Mundoreader, de izq. a dcha: Antonio Quirós, Iván Sánchez, Rodrigo del Prado, Alberto Méndez (detrás), Adan Muñoz y Ravin Dhalani. (Hemerotek)
| Por

Es la revelación de la escena ‘smartphone’ en España durante el 2013. BQ, la ‘startup’ madrileña de tabletas, móviles y ereaders, está dando la campanada con su gama Aquaris de telefonía móvil, que les coloca en segunda posición del mercado español en terminales libres sólo por detrás de los coreanos Samsung y, por tanto, por delante de Nokia, Apple, ZTE… Su crecimiento es demoledor: de 150 empleados en 2012 alcanzará los 450 un año después, y superará con holgura los 100 millones de euros en ingresos en 2013, casi tres veces más Y, además, gana dinero.

Nuestro líder de ventas es el modelo [Aquaris] de 5 pulgadas. Ahora mismo tenemos mas de éxito de ventas en pantalla mas grande que en pantalla mas pequeña”, explica en conversación con Hemerotek, Antonio Quirós, vicepresidente de BQ y accionista fundador de la empresa hace apenas cuatro años junto a Alberto Méndez, Rodrigo del Prado, Adán Muñoz, Iván Sánchez y Ravin Dhalani, que forman el núcleo accionarial de una empresa que no tiene inversores externos y descarta tenerlos a corto plazo.

“A algunos les llevó a la ruina tener el grifo del crédito abierto”

“Cuando creamos Mundo Reader [la matriz de BQ] en 2010 eramos 9 socios. Yo puse 40.000 euros. Si tu creas una compañía austera, crees en ello y reinviertes, la compañía crece. Ahora bien, si estás pensando en comprarte un BMW con el dinero que entre no vas a crecer. Somos hiperprudentes con nuestro crecimiento. Cuando termine este año tendremos fondos propios de 15 millones y con ese circulante financiamos la compra de equipos. Antes podíamos financiar la compra de poco material y ahora esto ha cambiado. Hoy la compañía tiene 1,3 millones de euros de capital social y la banca te da crédito para mover eso. A algunos les llevó a la ruina tener el grifo del crédito abierto”, cuenta Quirós.

De importar equipos de China al desarrollo de software -la plataforma Nubico de Telefónica y Planeta usa su tecnología- y también a fabricar su primera impresora 3D, que ensambla en Navarra tras la compra del 60% de Marcha Tecnology. Witbox, que saldrá al mercado en diciembre, se convierte en el primer producto de fabricación 100% española, ya que los tablets y smartphones se montan en su mayor parte en sus plantas de China. Entre enero y septiembre, la cifra de facturación de BQ se eleva hasta los 70 millones de euros, “y queda la campaña navideña, en la que realizamos la mitad de las ventas en 2012”.

Su modelo de negocio austero y modo ‘startup’ les ha llevado en menos de cuatros hasta los 500 empleados y sus cifras de negocio de pequeña multinacional. Sin embargo, todavía no han salido de la península ibérica. “En unidades, estamos vendiendo unas 800.000 tablets, smartphones y ereaders al año (…) Una buena parte de nuestras previsiones se basa en el ‘smartphone’. Estamos como número 2 por detras de Samsung en telefonía libre. Nuestro modelo es ese, basado en el ‘retail’ (minorista) en el que el cliente es libre. No tenemos acuerdos con las operadoras y creemos firmemente en nuestro modelo libre. Fue un varapalo económico para las operadoras subvencionar las terminales y justo ahora están saliendo de aquello”, añade el directivo de Mundoreader.

Fabricar en ‘smartphones’ en España

Con un margen bruto que se sitúa en torno al 20% (vs el 37% de Apple, por ejemplo), BQ abandera un producto ‘low cost’ que está teniendo una excelente acogida en España. “Nuestra ilusión es ensamblar ‘smartphones’ también en España, pero es muy complicado por la logística de piezas. Todos los chips hay que traerlos desde China, que prefiere lógicamente que se ensamble allí. Estamos muy lejos de lo que hacen. Toda la capacidad de producción que tenia Europa se fue desplazando a China y, poco a poco, aquí se fue perdiendo el conocimiento de fabricación y es difícil de recuperar”.

Entre sus planes inmediatos, BQ prevé el lanzamiento de una tableta con Windows -que será su último lanzamiento del año- y la comercialización de sus impresoras de 3D. Sobre su internacionalización, Quirós dice que llegará, pero siempre que puedan replicar en otros países su fórmula de ‘atención al cliente y postventa’, el secreto del éxito de la compañía, según el directivo de BQ. “En Europa no hay muchos casos parecidos al nuestro. Seguro que los hay, pero no las conozco. Creo que somos una ‘rara avis’. Hay grandes marcas y pequeños operadores, pero no existen compañías medianas como nosotros”.

Vocento y UNIR buscan 'startups' de medios para acelerar e invertir hasta €2 millones
Más madera: Cube Investments movilizará hasta €10 millones de inversión en 'startups'