El impuesto especial al comercio electrónico avanza en EEUU

El impuesto especial al comercio electrónico avanza en EEUU
| Por

Más impuestos para Internet. El Senado de EEUU ha dado el sí a la futura ley de comercio electrónico (Marketplace Fairness Act) por la que se gravará con un impuesto especial las ventas online.
El proyecto pasa así al Congreso, que deberá refrendar la votación para que se instaure un peaje fiscal con el que se recaudarán hasta 25.000 millones de dólares cada año. El sector movió, sólo en EEUU, más de 220.000 millones en 2012, según datos del Departamento de Comercio.

Según se detalla en la nueva norma, serán las propias empresas que venden por Internet quienes recauden la tasa de parte de los ‘estados’ de EEUU. Los legisladores quieren que las tiendas en la Red que venden más de 1 millón de dólares anuales compensen a los comercios físicos, que tienen que pagar tasas locales, y no pueden competir en precio con sus homólogos en la Red.

Tener sede en un país con menos impuestos para vender en otro la aplican los gigantes de la Red en todo el mundo, pero también lo hacen en el interior de EEUU. Muchas empresas de Internet mudaban su sede a ‘paraísos fiscales internos’ como Nevada o Delaware para soportar una menor carga fiscal.

La nueva legislación ha enfrentado a gigantes como Amazon, Bestbuy, Wal Mart (partidarios de llevarla adelante) con eBay (detractor). La presencia de la empresa online Amazon en el bando de los almacenes tradicionales se explica por la apertura de centros logísticos locales en la mayoría de los estados por los que ya paga impuestos a las administraciones locales.

Youtube ofrecerá contenidos de pago: descubre sus 10 canales más vistos
Al capital riesgo le gusta la tecnología: Bain Capital y Golden Gate compran BMC Software por 6.900 millones de dólares