El enésimo ‘antiwhatsapp’ se llama Telegram y lo impulsa el fundador del ‘tuenti’ de Rusia

El enésimo ‘antiwhatsapp’ se llama Telegram y lo impulsa el fundador del ‘tuenti’ de Rusia
| Por

Pavel Durov (Vkontakte)

Todos contra Whatsapp. A la reina de las apps de mensajería con más de 400 millones de usuarios y cofundada por el ucraniano Jan Koum le ha salido un serio competidor que también procede del Este de Europa. Se llama Telegram, y es un proyecto impulsado por los fundadores de Vkontakte, la red social rusa que ha plantado cara a Facebook en un mercado local como lo hizo Tuenti en España.

Pero Vkontakte -que tiene más de 100 millones de usuarios hoy- parece agua pasada para su creador, Pavel Durov, conocido en el mundo entero por protagonizar unas imágenes en las que lanzaba aviones de papel hechos de billetes de dinero en San Petersburgo. Ahora, junto a su hermano Nikolai, ha lanzado hace apenas una semanas Telegram.

Lo hace después de vender el 12% que tenía en Vkontakte a Megafon, la operadora del oligarca Alisher Usmanov, en una operación que valora la red social en torno a los 3.000 millones de dólares. Un buen respaldo para iniciar su nueva aventura tecnológica entre las apps de mensajería. La app rusa parece haber debutado con buen pie, con una tracción de altas que se sitúa entre 100.000 y 200.000 usuarios.

Sin embargo, Durov entra en una durísima batalla por destronar a Whatsapp, en la que se han embarcado gigantes como Facebook (Messenger), Blackberry (BBM) o Google (Hangouts), así como otras ‘startups’ como la japonesa Line, la china Wechat, la israelí Viber, la española Spotbros… y otras tantas. Tecnologías muy similares, unas más seguras que otras, distintas funcionalidades, pero el factor más importante para su éxito, como analiza el profesor Enrique Dans, es el “proceso de adopción”.

El reloj de Apple generaría $17.500 millones sólo el primer año, según Morgan Stanley
Veloz, en todo: Twitter duplica ingresos y multiplica por 63 sus pérdidas tras la OPV