El chico de los recados del S.XXI es un ‘glover’

El chico de los recados del S.XXI es un ‘glover’

Una aplicación, una dosis de economía colaborativa y un mundo de posibilidades. Una ‘startup’ de Barcelona se ha propuesto reinventar la figura del ‘chico de los recados’. Desde llevar un paquete dentro de la ciudad a recoger el traje de la tintorería; llevar comida a domicilio, comprar un ramo de flores… La App permite solicitar un recado y pagarlo, a razón de 5,5 euros el servicio y con un plazo de entrega máximo de 60 minutos.

Se llama Glovo y ha bautizado a sus mensajeros como ‘glovers’. El proyecto ha evolucionado tan ágil como los servicios que busca facilitar. Liderada por Óscar Pierre, un ingeniero aeronáutico de 22 años, la tecnológica echó a andar en septiembre y el pasado enero fue seleccionada por Conector Barcelona para ser acelerada. Tras sus primeros meses de actividad, la ‘startup’ cuenta con algunos números de interés: 250 pedidos, plazo de entrega medio de 24 minutos, 750 kilómetros recorridos y un ahorro medio de hasta 30% frente a la mensajería tradicional.

Ahora acaba de cerrar una ronda de inversión de 140.000 euros entre un grupo variopinto de ‘business angels’ entre los que se encuentran Sacha Michaud (ex Betfair y presidente de la patronal de juego ‘online’), David Tomás (Cyberclick), Carlos Blanco (Akamon, ITnet) o Rubén Ferreiro (Viko-Elogia); junto Pere Mayol (Hotusa Ventures), Itamar Friedlander (Clinica FC) o Jordi Cebrián (Dsinco), entre otros.

Se trata de una plataforma con un funcionamiento similar a Uber, en el transporte, o Airbnb, en el alquiler de apartamentos. Los ‘glovers’ disponibles en el radio de acción del cliente reciben la solicitud de un recado y son puntuados tras el servicio. Con esa reputación “ganarán un mayor o menor porcentaje del dinero pagado por los consumidores, siempre entre el 70 y el 80%”, explican desde la ‘startup’. Tras la ronda, Glovo busca expandirse por las principales ciudades españolas y crear un ejercito de recaderos entre quienes buscan ingresos extra en su ratos libres. Durante el último año, el sector de mensajería realizó 215,8 millones de envíos en España y gracias al crecimiento del comercio electrónico.

Zuckerberg, Barcelona y la puesta de largo de WhatsApp Llamadas
Alierta, amarilla: Telefónica incumple la reducción de deuda pese a la venta de activos