El auge de la prensa digital de pago

El auge de la prensa digital de pago
| Por

Publicamos un nuevo análisis sobre el auge de los modelos de pago que se han visto potenciados por el Brexit y por la llegada de Trump que se han revelado como un para los medios digitales tradicionales de los EE.UU. y Reino Unido. Los ataques del nuevo inquilino de la Casa Blanca, a los que denomina “medios deshonestos”, está teniendo un efecto inesperado: el aumento del número de suscriptores y donaciones. The New York Times sumó más de 276.000 nuevos suscriptores digitales entre octubre y noviembre del año pasado, mientras que el Washington Post, del que no hay datos oficiales, podría haber superado ya los 300.000 suscriptores. Por su parte, ProPublica consiguió el pasado mes de febrero donaciones por valor de 600.000 dólares, cantidad que supera el total recaudado durante 2016 al completo.

Aunque el aumento espectacular durante las últimos tres meses puede explicarse por el efecto Trump, y el Brexit, el incremento en los modelos de pago –aunque con altibajos– llevaba algún tiempo fraguándose. Como aseguraba recientemente Mark Thompson, Presidente y CEO de The New York Times: “El efecto Trump nos ha ayudado, sin duda, pero también que los ciudadanos poco a poco se acostumbran a pagar por los contenidos que obtienen en internet. Es el futuro”.

Es pronto para saber si el efecto Trump y el Brexit son un punto de inflexión para los modelos de negocio de los medios o un fenómeno transitorio. Lo que si parece una tendencia ineludible es la necesidad de consolidar poco a poco una estrategia de pago por la información que sea complementaria a otras vías de ingresos y cuyas principales claves podemos resumir en los siguientes puntos.

Las claves de un modelo de pago

1.- Los modelos de pago tienen que estar alineados con la estrategia global. No se puede cobrar por lo que en otros canales se ofrece de forma gratuita. En un entorno de confusión alimentado por el auge de las “fake news”, cada vez mayor un número amplio de usuarios que demandan contenidos veraces y de calidad, están dispuestos a pagar por ellos.

2. Esos contenidos tienen que ser claramente diferenciales sin que puedan ser ofrecidos de forma gratuita por otras fuentes.

3. No existe una fórmula mágica o un modelo estándar universal. Cada cabecera tiene que encontrar el suyo propio en función de su propuesta de valor y de lo que demandan sus usuarios.

4. El conocimiento del usuario es una clave fundamental, lo que requiere compañías orientadas al dato.

5. Hay que derribar la dicotomía pago vs gratuidad. Una correcta estrategia de pago puede enriquecer el
modelo publicitario y viceversa.

6. Los modelos de pago conllevan la transformación interna de la organización, lo que implica integrar
nuevas herramientas, modificar procesos e incorporar nuevos perfiles profesionales.

Consulta el informe completo aquí (PDF)

18 ideas para salvar vidas y reducir los accidentes de tráfico
Ya es primavera en Google... Las nuevas tendencias de búsqueda de la temporada