Conseguir entradas para la final de la Champions desde 1.500 euros

Conseguir entradas para la final de la Champions desde 1.500 euros
(Uefa)

Sin ganar en el sorteo ni ser abonado a los equipos finalistas, todavía puedes obtener tus entradas a través de marketplaces como StubHub, la plataforma de reventa de entradas por internet propiedad de eBay y dueña también de Ticketbis. La tecnológica se ha convertido en sitio de compraventa online alternativa a timos y reventas callejeras. La final de la Champions League del próximo 3 de junio en Cardiff, que enfrenta a Real Madrid y la Juventus, tiene todos los ingredientes para convertirse en uno de los acontecimientos más demandados del año con el cartel de ‘todo vendido’.

 

Si bien los abonos para la competencia de clubes de fútbol más importante del mundo se comenzaron a vender al público general el pasado 17 de marzo, las características particulares de la venta han dejado a muchos fans de la Juventus y del Real Madrid con la impresión de que no podrán ver en vivo a su equipo alzar el trofeo, según Stubhub. La reventa a través de plataformas como Stubhub ya ha comenzado a funcionar por parte de aquellos afortunados con una entrada que no acudirán y la revenderán para sacarse un extra con la sobredemanda que reina en este tipo de eventos tan limitados.

 

¿Cómo se venden las entradas?

 

Para esta final de la Champions. la cantidad de entradas disponibles para el público general -distribuidas a través de un sorteo- fue de solo 5.500 para una capacidad total de 66.000 espectadores. Los equipos finalistas, por su parte, recibirán 18.000 entradas cada uno para distribuir entre sus abonados. Si la demanda es muy grande, se realizan sorteos para la asignación de los abonos entre los socios, lo cual reduce más la posibilidad de acceso al juego. El resto de entradas disponibles se reparten entre federaciones, patrocinadores, medios de comunicación, entre otros.

 

Según datos de la plataforma Stubhub, los precios de partida de la reventa ya se han disparado por encima de los 1.500 euros por entrada, alrededor de 4 y 20 veces más caras que los precios oficiales del partido. Los precios de las entradas van de los 449 euros de las más caras y 69 las más baratas, con cifras intermedias que van desde los 150  a 300 euros, según la UEFA. Un reciente estudio realizado por StubHub -plataforma de compraventa de entradas, propiedad de eBay- determinó que entre los compradores de la reventa callejera suelen presentarse inconvenientes como la venta de entradas falsas (37%), especulación (33%) y problemas con las autoridades, al tratarse de una actividad prohibida (30%).

 

Perfil del defraudador en el ecommerce: 36 años, 2 artículos y 340 euros por compra
Conforama entra en Showroomprive con una valoración de 923 millones