¡Burbuja! ¡Herejía! ¿Por qué Linkedin sube más del 400% en dos años en bolsa?

¡Burbuja! ¡Herejía! ¿Por qué Linkedin sube más del 400% en dos años en bolsa?
Reid Hoffman (presidente fundador) y Jeff Weiner (CEO) de Linkedin.
| Por
Reid Hoffman (i) y Jeff Weiner (d). (Linkedin)

El 19 de mayo de 2011, Linkedin salió a cotizar en Wall Street. Su tarjeta de presentación: una red social de contactos profesionales fundada en 2003. Aburrido. Nada de ocio. Millones de usuarios. ¿Y? Más aburrido. En su primer día duplicó el valor de sus acciones (+104%).

Al grito de ‘burbuja’ -la versión moderna y financiera del ‘herejía’ medieval-, Linkedin fue tachado de inmediato por los heridos en la crisis de las puntocom de finales de los 90 y por una industria, la de los recursos humanos y cazatalentos, que veían una amenaza hasta entonces desconocida: una red social de usuarios de identidades reales, ocupaciones profesionales y formación académica.

Perseguido desde entonces por unos y por otros, Linkedin se ha empeñado en demostrar como pocos la seriedad de las cifras de su negocio online y su potencial como empresa líder de Internet. Desde los 45 dólares en que se valoró su salida a bolsa hasta los 235 actuales, la tecnológica se ha revalorizado un 420% en 26 meses, hasta superar los 25.000 millones de dólares de valor en bolsa y ponerse al nivel de gigantes dormidos como Yahoo.

Tras los últimos resultados corporativos, Linkedin ha reaccionado con fuertes alzas en bolsa (+10%). La compañía anunció que sus ventas en el segundo trimestre de 2013 ascendieron a 369 millones de dólares, un 59% más que en 2012, y su beneficio fue de $3,7 millones (+32%). Volvió a batir las previsiones, algo que ha logrado con asiduidad desde que salió a cotizar hace 26 meses.

Linkedin que ha alcanzado los 238 millones de usuarios registrados en todo el mundo al cierre del segundo trimestre, un 37% más que un año antes. Son cinco veces menos que los tiene Facebook, también menos que los ostentan Whatsapp o Twitter, pero son muchos más los pagan por algo: el 80% de los ingresos procede de servicios ‘premium’ y el resto, de la publicidad.

La herramienta de los reclutadores

Según los analistas de Piper Jaffray, “es una compañía imbatible” frente a los portales de empleo online o empresas de contratación en el mercado de reclutamiento y cazatalentos, que mueve cada año 27.000 millones de dólares. Esta su gran fortaleza y su división más rentable. Talent Solutions, su servicio de pago para empresas que buscan contratar, representa más de la mitad de sus ingresos y creció en el segundo trimestre un 69% interanual.

En segundo lugar, el área ‘premium suscriptions’, enfocado a usuarios particulares que buscan valor añadido, supone el 24% de sus ventas y creció un 68%. La tercera pata de Linkedin –marketing y publicidad– tiene un peso del 20% en su facturación, tras mejorar un 36% respecto a 2012, en línea con los reyes de la publicidad online Google y Facebook.

Un poderoso respaldo

Detrás de Linkedin no se dibuja el típico cuadro ‘startup’ con un grupo de jóvenes en un garaje en busca de una oportunidad. Al contrario, es un veterano emprendedor de segunda ronda y un grupo de inversores muy poderosos. Reid Hoffman es considerado el artífice y genio tras la red social, además de cofundador del sistema de pagos Paypal junto a Elon Musk.

Su mejor inversión para Linkedin fue el fichaje del ex Yahoo Jeff Weiner, consejero delegado de la red social desde 2008. Junto a ellos, como accionistas e inversores de la compañía se alineó la élite financiera de Silicon Valley: fondos como Sequoia Capital, Tiger Global o Greylock Partners, la editorial McGraw-Hill o el omnipresente banco de inversión Goldman Sachs.

La tecnológica sevillana Icinetic (Radarc) levanta 650.000 euros de Caixa Capital Risc
The New York Times vende a precio de saldo el periódico más caro de la historia de EEUU