Tres gigantes de las autopistas entran en pagos electrónicos para peajes y gasolina

Tres gigantes de las autopistas entran en pagos electrónicos para peajes y gasolina
(Bip&Drive)
| Por

La élite del Ibex, o ‘la casta’ corporativa que diría alguno, se revuelve ante la entrada de nuevos competidores tecnológicos en distintos sectores. Uno de los más jugosos son los servicios financieros. Para muestra, la alianza de los dueños de las principales autopistas en España, que ha cobrado forma en Bip & Drive, una nueva empresa para hacerse con el control de los pagos electrónicos en peajes, gasolineras o párkings antes de la llegada de sistemas masivos como Apple Pay.

La unión de familias competidoras, no deja indiferente. Abertis (participado por CVC y La Caixa), Ferrovial-Cintra (familia Del Pino) e Itínere (Citigroup, Novacaixa, Liberbank, Sacyr..) son los socios que impulsan Bip & Drive, un dispositivo de pagos electrónicos con tecnología Via-T que puede usarse ya para el telepeaje y párkings, pero además, en el futuro, tienen planes para extenderlo a otros establecimientos y gasolineras, según informa Europa Press.

150.000 dispositivos

La ‘startup’ (JV) está participada en un 50% por Abertis y los otros dos socios tienen un 25% cada uno.  Bip&Drive espera vender 150.000 dispositivos antes de 2015, bajo un modelo de suscripción (1 euro al mes)  con el que pretende convertirse  en la mayor aplicación del sector. Uno de cada tres conductores ya pagan los peajes telemáticamente en España, una plataforma tecnológica respaldada por la patronal de las autopistas.

No es una plataforma abierta a otros operadores y, por tanto, será la CNMC -supervisor de competencia- quien deba vigilar la potencial distorsión en el mercado de este aplicación, ya que son los dueños de las concesiones quienes ofertan el sistema de pagos. El proyecto cuenta con el visto bueno de Bruselas desde febrero y en abril se constituyó la JV (Join Venture) con la participación de los tres citados gigantes de infraestructuras.

¿Genialidad o locura? IBM paga $1.500 millones al comprador de su división de chips
Inbox, de Google: un asistente de Gmail para acabar con el problema del exceso de correo