Aniversario de la máquina Google en bolsa: +900% desde el 19 de agosto de 2004

Aniversario de la máquina Google en bolsa: +900% desde el 19 de agosto de 2004
(Google)
| Por
(Google)


Tal día como hoy, en el verano de 2004, Google salió a bolsa en medio de una ola de expectación y escepticismo a partes iguales. Fue la mayor salida a bolsa desde la burbuja puntocom y ha mantenido ese título oficioso hasta 2011 cuando debutó Linkedin.

Con Google en bolsa cambiaron radicalmente un par de cosas para las tecnológicas. Primero se derribó el mito de que en Internet sólo había humo para los inversores y que la Red era una moda pasajera. Segundo, que era necesario llevarse bien con el oligopolio de bancos de inversión de Wall Street para poder captar el interés de los grandes inversores.

Google salió a cotizar en el Nasdaq después de realizar una subasta a la holandesa, proceso de puja a la baja por el cual se establece un precio mínimo de las acciones con suficiente masa crítica. Eric Schmidt, Larry Page y Serguei Brin desafiaron las reglas establecidas y confiaron en sus propios usuarios como futuros accionistas de la compañía. Brokers y banqueros de inversión brillaron por su mínima ausencia en la OPV de de Google. La jugada les salió bien.

Una máquina de hacer dinero

El 19 de agosto de 2004, las acciones del buscador iniciaron su andadura en los mercados con un precio de referencia de 85 dólares y una capitalización bursátil ligeramente superior a los 20.000 millones de dólares. Hoy, sin splits ni ampliaciones por el camino, Google cotiza por encima de los 850 dólares y una capitalización cercana a los 300.000 millones, después de haber multiplicado por diez el valor de sus acciones.

Los principales beneficiados de la operación han sido los fundadores, junto a Schmidt, que se convirtieron de la noche a la mañana en multimillonarios oficiales al poner en valor sus acciones de Google. Pero al mismo tiempo, la cúpula de directivos y empleados del buscador ha logrado amasar en estos años decenas de fortunas individuales gracias a las ‘stocks options’.

Precisamente, con el paso del tiempo, las opciones sobre acciones del buscador se han convertido en un lastre para la compañía, hasta el punto de tener que plantearse una escisión de sus acciones en una nueva estructura. Sólo en 2013, Google tendrá que acometer pagos en acciones a sus empleados por valor cercano a los 2.700 millones de dólares.

La cifra es alta, pero Google puede hacerle frente gracias al monumental negocio que ha construido con su herramienta de intermediación publicitaria Adsense-Adwords, que hoy supone cerca del 90% de los 60.000 millones de dólares que factura anualmente. Y su negocio sigue siendo muy simple: intermediar entre anunciante y medio de comunicación.

Es la mayor empresa de medios del mundo por ingresos publicitarios, un coloso en el que buscan información o ven vídeos (Youtube) más de mil millones de usuarios de Internet a través de PC, tablet o teléfono con conexión a Internet. Google se ha convertido en el principal escaparate publicitario del mundo, aunque está intentando diversificar, como con la compra del histórico fabricante de móviles  Motorola en 2011.

La plataforma de las reformas Habitissimo supera los 500.000 usuarios en tres años
Las tres razones que pueden activar una subasta épica sobre Blackberry (RIM)