The Crowd Angel: Ángel Cano (ex BBVA) entra como socio en la plataforma de inversión colectiva

The Crowd Angel: Ángel Cano (ex BBVA) entra como socio en la plataforma de inversión colectiva
Ángel Cano y Ramón Saltor.
| Por

The Crowd Angel, plataforma que permite invertir online en startups de base tecnológica, acaba de cerrar una ampliación de capital de medio millón de euros en la que han participado Ángel Cano, ex consejero delegado de BBVA, y Manuel Galatas, ex directivo del mismo banco para Asia y Turquía. “Con esta ampliación de capital, la empresa fundada Ramón Saltor quiere posicionarse como el actor protagonista del ‘equity crowdfunding’ en nuestro país, un mercado que está dando mucho que hablar en Estados Unidos o Alemania”, explica la plataforma en una nota.

The Crowd Angel permite a inversores privados convertirse en accionistas de proyectos tecnológicos del país en fases iniciales y lleva ya invertidos 4,3 millones de euros en 17 startups españolas desde su lanzamiento, entre ellas, proyectos como Glovo,Deliverry o Shopery. The Crowd Angel asegura que cuenta con su licencia otorgada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para poder operar en el reciente marco legal del sector, aunque todavía no ha sido incorporada a la lista oficial de 13 entidades registradas en el supervisor, aunque lo estará próximamente. “Todos los papeles están aprobados”, según matizan fuentes de la plataforma a HEMEROTEK.

La ronda que acaba de cerrar la plataforma de equity crowdfunding alcanza los 500.000 euros, en la que también han participado los inversores actuales, Inveready y Cube Investments, dos de los principales grupos de capital riesgo en España. “Esta ronda permitirá ampliar el equipo para crecer tanto en número de operaciones como en servicio al inversor, y así consolidar la posición de líder en España”, explica Saltor, consejero delegado de la plataforma. Otros inversores institucionales como Caixa Capital Risc y Fundación Bankinter no son accionistas, pero han coinvertido junto a The Crowd Angel en algunas empresas.

Cano y el resto de nuevos inversores “conocieron la plataforma como usuarios” y participaron en rondas de financiación de proyectos como Shopery y Mabrian. “Buscaba una herramienta que me ayudase a seleccionar en que proyectos invertir y que me proporcionase un seguimiento a posteriori sin yo tener que preocuparme excesivamente (…) El crowdfunding democratiza la inversión en startups y permite a un mayor número de inversores particulares poder hacerlo como alternativa para rentabilizar una parte de los ahorros (…) Veo un gran potencial de crecimiento en el sector”,  añade el ex consejero delegado de BBVA entre 2009 y 2015, que se prejubiló del banco con una renta vitalicia de 1,8 millones de euros, valorada en 45 millones.

Cláusulas suelo, aerolíneas, telefonía... Los secretos del líder de las reclamaciones
Take Two (Grand Theft Auto) compra la startup catalana Social Point (Dragon City) por 250 millones