El Fire Phone se quemó

El Fire Phone se quemó
(amazon)
| Por

Amazon, el gigante del comercio electrónico, los Kindles y el ‘cloud’, tuvo unas pérdidas de 437 millones de dólares en el último trimestre (julio-septiembre), que supone multiplicar por 10 las que registró en 2013. Los números rojos se incrementan sobremanera junto a la cifra de ingresos del grupo, que creció un 20% interanual, hasta 20.580 millones.

La compañía que dirige y fundó Jeff Bezos sigue apostando por crecer a toda costa, con fuertes inversiones en centros logísticos y reducción de precios en los productos que vende en sus webs para poder competir con empresas como eBay o Alibaba. En esta arriesgada estrategia se ha topado con un error en el lanzamiento de producto que le ha costado caro.

Amazon se anotó 170 millones de dólares en pérdidas extraordinarias vinculadas, principalmente, al lanzamiento este verano del Fire Phone, su primer teléfono móvil (y puede que el último), que se ha saldado con un sonoro fracaso en ventas. Las acciones de la empresa de Seattle se derrumban un 10% en la preapertura de Wall Street al son de estos números.

El gigante estadounidense, una de las compañías más opacas a la hora de dar detalles en sus cuentas, no cifra cuántos móviles ha vendido, si bien Tom Szkutak, su veterano director financiero que se retira en 2015, explicó en la ‘conference call’ ante analistas que en “la evaluación de inventarios” en EEUU -donde se lanzó el Fire Phone junto a la operadora AT&T- perdió 155 millones de dólares y otros 25 millones en Europa.

 

Zara (Inditex) encomienda a María Fanjul la dirección de su vasto imperio en Internet
Duelo barriobajero entre Iberia-British Airways (IAG) y eDreams Odigeo