Alierta, amarilla: Telefónica incumple la reducción de deuda pese a la venta de activos

Alierta, amarilla: Telefónica incumple la reducción de deuda pese a la venta de activos

La herencia de César Alierta (70 años, Zaragoza) tras su paso por Telefónica tendrá cargas e hipotecas. En concreto, el doble de lo que tenía hace diez años. El tamaño del negocio de la operadora sigue menguando con la venta de filiales, al igual que su rentabilidad. Al mismo tiempo la deuda financiera se sitúa en 45.100 millones de euros, igual que en 2013 y más del objetivo previsto de bajarla a 43.000 millones este año. Su capitalización en bolsa se sitúa en 64.000 millones.

La deuda se mueve en niveles en los que se activan los radares de las agencias de rating, en especial, si se reducen los negocios y potenciales fuentes de ingresos. 2014 vuelve a ser otro ejercicio para olvidar en la mayor multinacional española tras la fallida operación de venta de O2 en Reino Unido a BT.

El futuro de la filial británica todavía está por resolverse, ya que Telefónica sigue negociando con el emporio asiático Hutchison Whampoa. Si sale adelante, la operadora que preside Alierta estima que su deuda financiera se reducirá a 31.000 millones de euros, aunque también perderá los 7.000 millones en ingresos que aporta Reino Unido al grupo español, según consta en sus cuentas anuales. ¿Saldrá bien el movimiento de cubiletes?

Las claves

  • DE UN VISTAZO. El beneficio cae un 34%, hasta 3.000 millones de euros. Es el tercer ejercicio de los últimos cuatro en que se produce una caída de sus ganancias y que supone un desplome acumulado del 70% desde 2010. La cifra de negocio también se resiente, con una caída interanual del 11,7%, hasta 50.377 millones. El matiz a tener en cuenta es que salen del perímetro de la compañía Irlanda y Chequia (vendidas), aunque entra E-Plus, la filial alemana de KPN con la que se fusionó para crear Telefónica Deutschland.
  • ESPAÑA, SU PARAÍSO. Por rentabilidad, se destaca por encima todos el 47% de margen bruto (margen sobre oibda o resultado bruto operativo) que tiene Telefónica en España, mercado en el que goza de la posición de dueño y casero de las infraestructuras de telecomunicaciones fijas. Hablando en plata, y excluyendo algunas partidas, por cada 100 euros que captura en ventas, gana 47. El mismo ratio es del 13% en Alemania, del 31% en Brasil o del 24% en Reino Unido. España vuelve a ser el país más rentable para el grupo, para bien del accionista y mal del consumidor.
  • VENEZUELA, EL INFIERNO. La presencia de Telefónica en Venezuela sigue pasándole factura. Es una de las pocas empresas españolas que aguanta la locura bolivariana, con IPCs superiores al 100% interanual y devaluaciones de moneda insufribles. La operadora se ha anotado una pérdida de 399 millones de euros en 2014 solo por Venezuela y señala que la deuda financiera asociada a este país se ha elevado en 1.200 millones.
  • REACCIÓN. Las acciones de la operadora han pasado de caer un 1% a subir un 2% desde la publicación de resultados. Es el aprobado de los inversores tras releer las cuentas. Es eso, o que los ‘hedge funds’ americanos están bajando los pulgares y reconstruyen sus posiciones cortas. Cualquiera sabe.
El chico de los recados del S.XXI es un 'glover'
La publicidad digital se recupera: Antevenio vuelve a la senda del crecimiento en 2014