Repsol congelará su dividendo hasta 2025 si el petróleo no supera los 50 dólares

La petrolera ha recortado un 35% la remuneración para 2021 y 2022, hasta 0,6 euros/acción

ep el consejero delegado de repsol josu jon imaz durante su intervencion en la jornada radarseres
El consejero delegado de Repsol, Josu Jon ImazÓscar Cañas - Europa Press

REPSOL

8,300

17:38 25/01/21
-1,80%
-0,15

Repsol congelará su dividendo hasta 2025 si el petróleo no supera los 50 dólares. Así se desprende de la presentación del nuevo Plan Estratégico 2021-2025 que la petrolera hizo público este jueves, y que ya contempla un recorte del 35% en su dividendo para 2021 y 2022 respecto a 2020, hasta 0,6 euros por acción.

Repsol recomprará 200 millones de acciones desde 2022 a 2025, a un ritmo anual de 50 millones de títulos, con el objetivo de aumentar su dividendo por acción hasta 1 euro por titulo al final del periodo. Pero la petrolera ha puesto una condición: que el petróleo no baje de los mencionados 50 dólares.

Además, el dividendo en efectivo propuesto para 2021, de 0,6 euros por acción, sólo se elevará progresivamente a 0,75 euros en 2025 si la cotización del 'oro negro' aguanta por encima de 50 dólares durante el periodo.

Se trata de una condición que permite a Repsol 'blindarse' ante un potencial escenario negativo para los precios del petróleo. Josu Jon Imaz, consejero delegado, afirmó que, incluso en un escenario de 40 dólares de precio para el barril, muy por debajo de los 50 dólares marcados por el grupo para el plan, Repsol tendrá "flexibilidad con el 'capex'" para mantener la política de retribución a sus accionistas en el escenario base de 0,6 euros por acción.

Pero la letra pequeña es que, si el petróleo no cotiza de manera sostenida por encima de 50 dólares, el dividendo de Repsol puede congelarse en 0,60 euros por título durante los próximos años.

Además, el aumento del dividendo en efectivo no comenzará a materializarse hasta 2023, ya que en 2022 la previsión es mantenerlo en 0,60 euros por título, para subirlo hasta 0,65 euros en 2023, a 0,70 euros en 2024 y a 0,75 euros en 2025, siempre si se cumple "el escenario de precios del plan".

Las recompras de acciones supondrían destinar entre 1.400 y 2.000 millones de euros a esta partida entre 2022 y 2025. En conjunto, Repsol prevé destinar hasta unos 6.700 millones de euros a la retribución de sus accionistas, a través del pago del dividendo en efectivo y de la recompra de acciones, en los próximos cinco años.

"En el escenario de precios del Plan, Repsol tiene el dividendo más resiliente entre sus pares y ofrece una rápida capacidad de crecimiento de la remuneración", afirma la compañía. Así que los accionistas deben asumir esta premisa de un crudo en 50 dólares o por encima para esperar una subida del dividendo.

En base a las estimaciones de Repsol, los analistas de Bankinter consideran que "ofrece un dividendo atractivo y sostenible en el tiempo, gracias a un balance bien gestionado y saneado".

Según su valoración, "a los niveles actuales de rentabilidad por dividendo, un inversor obtendría el retorno del principal pagado a precios de cotización actuales en un horizonte temporal de 9 años". Por ello, reiteran su recomendación de comprar, aunque sólo para "inversores dinámicos y con un horizonte temporal de largo plazo".

Noticias Relacionadas
contador