"El mercado está en modo corrección, no en modo hecatombe"

Primera edición de MarketWatch, un debate organizado por Bolsamanía y Banca March

  • Gestores y asesores ven una posible mejora de las bolsas a final de año, pero no un rally salvador

La mayoría de bolsas están en rojo en 2018, los fondos suman dos meses de reembolsos, casi todos los activos están en pérdidas y muchos gurús advierten sobre el punto tan avanzado del ciclo alcista en el que se encuentra la economía. Sin embargo, los gestores calman los ánimos de los inversores. A su juicio, no habrá recesión a corto plazo. Así se ha puesto de manifiesto en la primera edición de MarketWatch, una mesa redonda organizada por Bolsamanía y Banca March entre gestores y asesores financieros de firmas de inversión de primera fila.

A diferencia de ejercicios anteriores, el consenso de expertos no prevé un rally a final de año porque hay mucha incertidumbre política y económica que pesa sobre los mercados. “Pero puede haber una mejora”, anticipa José María Ortega, director general de March Asset Management. No obstante, este posible alza “no va a dejar satisfechos ni a los inversores ni a los gestores”.

En opinión de Marta Campello, gestora de fondos de Abante Asesores, “el mercado no está en modo hecatombe, sino en modo corrección”. Lo que ocurre es que, en un breve periodo de tiempo, el mercado ha pasado de tener muy poca volatilidad a tenerla en altas dosis, es decir, “de que no le importe nada a que le importe todo”. Y Europa en general y España en particular se han contagiado de este nerviosismo. Sus economías miran ahora hacia Reino Unido y el Brexit. Lo pactado “es mejor acuerdo para Europa que para Reino Unido, aunque perdemos todos”, reconocen gestores y asesores.

José María Ortega (March AM) y Marta Campello (Abante Asesores)

La petición de ayuda financiera de Argentina al FMI, la crisis de la lira en Turquía, la victoria de Bolsonaro en Brasil, el intento de atacar las comisiones de los bancos en México, el presupuesto de Italia en Bruselas o el Brexit son algunos de los factores exógenos que se han convertido en “una piedra en el zapato” y en “una amenaza para el riesgo país” de España. Como recuerdan estos profesionales, España es muy sensible a eventos en estas economías.

ESPAÑA, CON OPTIMISMO

“El PMI de España [índice de gestores de compras] está ralentizándose, pero sigue por encima de 50 puntos, que aún es expansión”, subraya Ignacio Cantos, director de Inversiones y Renta Variable de atl Capital. Por debajo de 50, el índice arroja una contracción y, si es inferior a 42, anticipa una recesión de la economía nacional.

Como recuerda Lola Solana, gestora de fondos en Santander Asset Management, si bien las exportaciones de España se han reducido lastradas por el mal entorno internacional, las importaciones siguen aumentando. La demanda interna continúa creciendo a niveles del 3%, más que el propio PIB, que el consenso estima que avance en torno a un 2,6% en 2018. “El consumo aumenta a costa del ahorro. De hecho”, puntualiza la gestora, “nos estamos comiendo el ahorro”.

Ignacio Cantos (atl Capital)
El mercado es como un péndulo: ha pasado de muy poca a mucha volatilidad. Y España es muy sensible a los últimos eventos exteriores

Lo positivo para inversores y empresarios es que “hay menos deuda en las empresas” y, “si hay una recesión, no será tan grave como la anterior”, señala Solana.

Tanto las familias como las compañías españolas han hecho sus deberes. “Estamos muy saneados, y el que no está tan saneado es el Estado”, contrapone Jaime Medem, director de Gestión de Patrimonios de Mirabaud, que se muestra muy crítico con el Gobierno de Pedro Sánchez: “En España, se está poniendo impedimentos a los empresarios. Hay que mirar hacia Estados Unidos. Trump podrá ser calificado de muchas maneras en lo personal, pero está reactivando su economía con bajadas de impuestos a sus empresas”.

EL PAPEL DEL BCE

En este contexto, cómo actúe el BCE de Mario Draghi será de vital importancia en 2019 y 2020. Todos los gestores mirarán hacia los tipos de interés oficiales. Llevan desde marzo de 2016 al 0%. Para Sebastián Redondo, director de Inversiones de Bankia Asset Management, “con que los tipos de referencia se eleven al 1,5% o al 2% y el bono a diez años español se vaya al 2,5%, ya es bastante”. El diez años de España ahora está en niveles ligeramente inferiores al 1,6%, aproximadamente. “No hace falta ni pensamos en el 5%”, descarta el directivo. El anuncio de Draghi fue que hasta otoño de 2019 no se producirá la primera subida de tipos oficiales.

Jaime Medem (Mirabaud); Lola Solana (Santander AM); Sebastián Redondo (Bankia AM) y Eduardo Segovia (Bolsamanía)