El efecto Macron pesa más que el Mundial para invertir en Francia

Aunque Francia gane el Mundial, no habrá un gran punto de inflexión en su economía

  • Los gestores aconsejan invertir en el país galo con una mirada de largo plazo
macron-en-russie-pour-le-match-retour-face-a-poutine

En este fin de semana, Francia es la gran protagonista. El sábado fue el Día de la Bastilla, la fiesta nacional del país, y hoy domingo su selección de fútbol disputa la final del Mundial de Rusia frente al combinado de Croacia. Los gestores de fondos alaban las medidas tomadas por su presidente, Emmanuel Macron, y son positivos con el rumbo del país.

“En contraste con unas divididas e inciertas Alemania, España e Italia, Macron ha ayudado a unificar Francia”, asegura Ian Ormiston, gestor del Old Mutual Europe (ex UK) Smaller Companies Fund en Old Mutual Global Investors. Quizá las miradas internacionales estén enfocando su atención en la cercanía de Macron con Donald Trump o en sus vacilantes pasos hacia una mayor integración en la Unión Europea, “pero dentro de Francia las reformas reales continúan a buen ritmo”, recuerda Ormiston.

No son muchos los fondos que invierten en renta variable francesa, y de los que lo hacen, la gran mayoría están en negativo durante el último año, en línea con los parqués europeos. En el primer ejercicio con Macron al frente del país, no obstante, hay fondos que destacan por su buen hacer, como el Oddo BHF Avenir, por encima del 4% de rentabilidad anualizada a un año, el Mirabaud Equities France o el Sextant PEA, en niveles en torno al 2% en el mismo periodo, según Morningstar.

Macron ha batallado contra sindicatos públicos importantes, como el del operador ferroviario estatal SNCF, y “el gobierno ha superado las expectativas”, cree el gestor de Old Mutual. “Otras reformas han impulsado la confianza empresarial, algo que escuchamos una y otra vez cuando nos reunimos con empresas francesas. Esperamos que esto genere más empleos y eleve la confianza del consumidor en un círculo virtuoso”, indica.

Pero, ¿este círculo virtuoso podría verse acelerado aún más si cabe por una victoria de Francia en el Mundial de fútbol? Esta es la pregunta que todos los inversores se hacen. “Si se analiza a los ganadores anteriores en la Copa del Mundo, no hay una evidencia clara de un potencial efecto positivo en el largo plazo para que aumente el ritmo de la actividad económica”, asegura Philippe Waechter, economista jefe de Ostrum Asset Management. No hubo efectos duraderos en Francia después de su victoria en 1998.

De ganar Francia el domingo, sí que podría haber un ligero repunte en la actividad económica en el corto plazo, fruto del comportamiento optimista de los franceses y un mayor gasto de los consumidores, algo que obviamente beneficiaría a sus empresas, pero “no hay razón para creer que esta victoria encendería la chispa de un gran punto de inflexión económico”, pronostica el experto. Así las cosas, invertir en Francia a largo plazo por el efecto Macron cobra sentido para los gestores, pero no a corto plazo con el fútbol de telón de fondo, que puede ser un efecto placebo.

Noticias Relacionadas
contador