BBVA prevé una subida de las bolsas del 6% en 2019, pero alerta sobre Europa

El director de Estrategia Global de su gestora da un potencial al Ibex del 12% a un año

onur gen carlos torres bbva
Carlos Torres y Onur GençBBVA

El 2018 haya sido un año para olvidar en las bolsas, salvo para los parqués de Wall Street y Brasil, los únicos que han mantenido el tipo ante la gran corrección. Sin embargo, la gestora de BBVA sigue confiando en las acciones como su activo favorito y prevé una subida media de las bolsas del 6% en 2019, que sería del 10% si se añade la rentabilidad por dividendo. No obstante, a pesar de lo barata que está Europa, aconseja a los inversores mirarla con cautela.

“No hay que tirar la toalla con el ciclo económico ni las bolsas”, aseguró en la presentación de visión de mercados para 2019 de BBVA Asset Management su director de Estrategia Global, Joaquín García Huerga. Según la firma, los crecimientos de beneficio por acción en 2019 y 2020 estarán entre el 3% y el 6%. Aun así, la gestora está “por debajo de consenso” en esta previsión por varios motivos, reconoce el experto.

Un crecimiento económico más bajo, márgenes estables en las empresas, la guerra comercial y el petróleo en un rango de precios como el actual o, incluso, algo más débil son los factores que atan parcialmente a los parqués.

No hay que tirar la toalla con el ciclo ni las bolsas, afirma BBVA AM, que da al Ibex 35 un recorrido hasta los 9.900 puntos en 2019

BBVA AM visualiza al Ibex 35 en los 9.900 puntos a un año vista, lo que supondría una revalorización del selectivo español de casi el 12% respecto a los niveles actuales. En general, sus gestores valoran las bolsas mundiales con un PER entre 1,5 y dos puntos más bajo que hace un año. “Las acciones pueden ser el activo más rentable el próximo año, pero en un entorno más volátil”, creen desde BBVA.

Los parqués europeos aparecen entre los más baratos. Pero no hay que llevarse a engaños. “La bolsa europea no está especialmente barata frente a la de Estados Unidos si igualamos los pesos sectoriales”, puntualiza García Huerga, quien aclara que no están sobreponderando en los fondos de BBVA las acciones europeas frente a las americanas. “La diferencia de PER entre ambas bolsas es de 0,7 veces, y eso no es nada. Además”, añade, “el índice americano es mejor gracias a la calidad de sus empresas y a la estabilidad de sus beneficios y porque recoge mejor los riesgos”.

En el calendario del 2019, muchas de las grandes preocupaciones de los gestores proceden de Europa. El Brexit, las elecciones al Parlamento Europeo, las elecciones autonómicas en España y “puede que también generales en Italia”, y el relevo en la presidencia del BCE tras el fin del mandato de Draghi son algunas de ellas. “La inestabilidad, que puede continuar en 2019, afecta más a Europa y a los emergentes que a Estados Unidos, pero es perjudicial para todos e implica primas de riesgo más altas en los mercados”, indica García Huerga.

NULA O BAJA PROBABILIDAD DE RECESIÓN EN EEUU

La gestora de BBVA descarta una recesión en 2019, como la mayoría de firmas de inversión están haciendo. “Puede darse una desaceleración, pero no una crisis económica fuerte”, puntualiza el estratega. A corto plazo, de aquí a seis meses, los modelos que utiliza BBVA AM muestran una probabilidad de recesión nula en Estados Unidos, del 0%. A 12 meses vista, la probabilidad de una recesión se eleva al 14%, aunque sigue siendo baja.

Lo que sí tendrá un efecto en la economía es la guerra comercial. La firma pronostica un crecimiento del PIB americano en 2019 del 2,5%, y un 1,5% para la zona euro. Pero si la situación empeora y afecta a la confianza de las empresas y a los mercados, el impacto negativo en el crecimiento sería del -0,9% en Estados Unidos, del -0,3% en la eurozona y del -1,6% en China, la más afectada por las medidas proteccionistas.

EL GRAN RETO DE LOS CLIENTES CONSERVADORES

Los clientes conservadores son quienes lo tienen más difícil para rentabilizar sus inversiones en 2019. Según BBVA AM, una cartera de poco riesgo podría obtener teóricamente, si todos los riesgos se despejan, entre un 0% y un 5%. Pero García Huerga rebaja las expectativas de los ahorradores y afirma que, en la práctica, estas carteras se moverán en el rango bajo de esa horquilla. “Hay que preservar capital e igualar o batir a la inflación. Ya sería más que en 2018”, recuerda.

Aunque la Fed ha comunicado tres subidas de tipos oficiales para el curso siguiente, la gestora de BBVA augura sin embargo que serán dos de 25 puntos básicos, tras el nuevo aumento esperado en diciembre.

En renta fija, sus previsiones para 2019 apuntan hacia un interés del 3% en el bono americano a diez años y del 0,6% para la misma referencia del bono alemán. Para que se produzca la gran rotación de acciones a bonos, García Huerga le pide al bono estadounidense a diez años un tipo del 4%, un nivel que, a su juicio, es “más atractivo”. No obstante, ve bastante lejos ese momento con las condiciones de mercado actuales.